Carta al candidato del FMLN por la presidencia

Estimado Salvador Sánchez Cerén:
Me tomé la molestia (literalmente) de seguirle en twitter. Es un medio ideal para hablar claro y  pelado, preciso y con claridad, sin el rodeo tan acostumbrado en las entrevistas.


Para entender porqué usted quiere ser presidente y qué podemos esperar de su eventual presidencia, he pasado dos semanas leyendo todos sus mensajes en twitter. Tengo que decirle que ahora estoy más confundido que antes. Aquí una selección de sus tweets, que podríamos titular “Las palabras del profe”:

“Hay que prepararnos en el alma y en el espíritu para hacer la comunicación directa y llegar al corazón de la gente” (08 09)
  “El FMLN nos comprometemos a trabajar por el buen vivir de la gente” (09 09)
 “Una corriente del Buen Vivir esta creciendo por America Latina y nosotros tenemos que ser parte de esa esperanza y optimismo” (09 09)
 “Tengan toda la confianza, vamos a estar en mayor contacto con ustedes” (16 09)
 “La esperanza esta basada en la fe” (16 09)
 “Expresamos nuestra esperanza en el Buen Vivir” (16 09)
 “Tengan toda la confianza, vamos a estar en mayor contacto con ustedes” (20 09)
 “nuestro gobierno es honrado, respeta el dinero del pueblo, los ministros del pasado usaron dinero público para uso personal, hubo corrupción” (22 09)
 “La esperanza en el Buen Vivir está en el Corazón de la Gente” (22 09)
 “Abramos nuestros corazones al Buen Vivir para nuestra Patria” (22 09)
 “tenemos que construir en la sociedad una relación, armoniosa, respetuosa, tolerante, eso debe estar en nuestros corazones” (22 09)
  “hay grandes deficiencias, ero todos juntos sigamos cambiando la Patria” (22 09)
 “Trabajemos unidos y unidas por un país con Buen Vivir” (23 09)
 “Vale la pena seguir luchando y sacrificandose por un buen vivir para nuestro país” (23 09)

Primero quiero aclarar que todas los errores de redacción, ortografía o lógica corren a cuenta del ex-viceministro de educación.

Ya no entiendo de qué se trata en esta su campaña. Hasta ahora pensaba que existen marcadas diferencias entre discurso político y sermón. Creía que la extraña fusión que Daniel Ortega y su esposa Chayo hacen entre consignas revolucionarias, moralina y seudo-religión era una excepción. Luego Rafael Correa, el líder de la “revolución ciudadana” ecuatoriana, también comenzó a hablar así. Y de repente usted va para Ecuador y regresa con este discurso-sermón...

Por favor, profesor: hable claro, sáquenos de la confusión. Díganos algo que uno puede entender y argumentar.

Paolo Lüers





(más!)

No hay comentarios: