Columna transversal: Alarma desactivada

Como el tema que voy a tratar es una especie de campo minado, voy a definir bien adónde estoy parado. Cualquier amenaza contra la vida, la integridad física de periodistas y su derecho de hacer su trabajo es un atentado contra la libertad de expresión y su hermana gemela, el libre ejercicio de nuestra profesión periodística. Hay que confrontar esta amenaza, independientemente del grado de coincidencia o contradicción política o profesional con el colega amenazado. Punto.

Vaya, habiendo dicho esto, entremos al campo minado.

El día viernes 16 de marzo asistí a un desayuno que el ministro de Justicia y Seguridad, David Munguía Payés, había convocado con directores de medios y editores para reaccionar a notas publicadas por El Faro y El Diario de Hoy, sobre el traslado de 30 cabecillas de pandillas del penal de máxima seguridad de Zacatecoluca a cárceles de menor aislamiento. El Faro además había informado que detrás de este traslado existía una negociación del Gobierno con las dos pandillas, en la cual ellas se comprometían a bajar la tasa de homicidios y el Gobierno a pagar dinero a las familias de los cabecillas.

En esta reunión el ministro hizo un comentario poco feliz y aclaró que esta información, según él falsa, podía causar violencia dentro de las pandillas y también poner en riesgo al mismo Faro y sus periodistas. Digo poco feliz porque lo correcto hubiera sido informar de esta preocupación directamente a El Faro en vez de mencionarla en una reunión, a la cual además había decidido no invitar a este medio.

Y poco claro porque no explicó si lo del potencial riesgo para los colegas era una deducción de él o si había indicios concretos para su existencia.

Al regresar de esta reunión, decidí hacer llegar al ministro, de manera privada, mi observación sobre el mal manejo que había dado a esta problemática. No sólo la relacionada con El Faro, sino de todo este tema de los traslados y de la baja de la tasa de homicidios. Para hacerle llegar este mensaje al ministro, decidí hablar a un amigo común: Raúl Mijango. En este momento no tenia la más mínima idea que Mijango estaba metido en esta historia, sólo sabía que es amigo cercano de David Munguía Payés. Le hablé por teléfono y le digo: "Tu amigo la está cagando..."

Horas después estamos sentados juntos en La Ventana y me dice: Ya hablé con David y hemos decidido que mejor te contamos toda la historia, con una condición: No la puedes difundir hasta el miércoles de la semana que viene. Júrame esto, porque si sale antes, nos cagamos en todo el proceso...
¿Cuál proceso?, le pregunto. Y Raúl me dice: "Es que es paja lo que dice El Faro: no hay negociación entre el Gobierno y las pandillas. Lo que sí hay es una negociación entre las pandillas de cesar la guerra entre ellos, y yo soy, junto a monseñor Colindres, el negociador...

Y me cuenta toda la historia, del inicio al fin, que el país conocerá en los días siguientes y que está resumida en la excelente entrevista a Raúl Mijango, que El Faro publicará el lunes 2 de abril.
Al terminar la historia, le digo a Raúl: Ok, entiendo que esto no se puede difundir antes de que ustedes tengan luz verde desde adentro de las cárceles. Hay que hacerlo luego de que monseñor y vos lo revelen, pero para verificar todo esto, yo necesito hablar con los líderes de las pandillas en Ciudad Barrios y Cojutepeque. Y así se hizo. Era la única forma de difundir el comunicado de la pandillas: confrontarlo con los autores.

Pero regresemos a aquel día viernes 16 de marzo, cuando 25 periodistas de alto nivel tuvieron enfrente al ministro de Justicia y Seguridad... y no le creyeron nada, porque era obvio que algo importante estaba pasando, pero que el Gobierno no quería divulgar.

Pocas horas después de este desayuno, en el cual el manejo informativo del ministro dejó mucho qué desear, Carlos Dada publicó un mensaje en twitter: "En reunión con jefes de medios a la que no invitó a El Faro, el Gral. Payés dijo que le preocupaba la seguridad de El Faro y recordó a Poveda".

Quien haya sido el colega que informó a Carlos Dada de esta manera, lo hizo con intención de echarle leña al fuego del ya planteado conflicto entre El Faro y el ministro. Porque simplemente no fue esto lo que David Munguía Payés dijo, y de esto hay 25 testigos, entre ellos los directores de varios medios de comunicación.

Por esto, al sólo ver el tweet de Dada y su eco inmediato en el mundo digital, inmediatamente le contesté, también en twitter: "@CarlosDada Estás mal informado. No lo dijo así. Eran dos contextos diferentes. Pregunte a Nacho u otros que estuvieron".

Porque el ministro había hablado de El Faro en la forma que arriba mencioné, y media hora después, en un contexto totalmente diferente que nada tuvo qué ver con El Faro, mencionó el asesinato de Poveda. Si el ministro hubiera dado un mensaje como el referido en el tweet de Carlos Dada, yo me hubiera levantado en protesta y salido de la sala. Porque el periodista Christián Poveda fue asesinado por pandilleros de la 18. Y esto no permite comentarios ligeros. Sólo que nadie hizo semejante comentario...

Me imagino que Carlos Dada nunca consultó con Nacho Castillo y nadie de mis colegas le contó el contexto de la palabras de Munguía Payés, así que esta supuesta amenaza del ministro al periodista, que todo el mundo lo entendía como "¡Cuidadito, no te olvidés de Poveda!", continuó corriendo por el mundo, en una carta de Carlos Dada, y luego en docenas de declaraciones de solidaridad con El Faro...
Al llegar al penal de Ciudad Barrios (y luego al penal de Cojutepeque) y sentarme enfrente de pandilleros para entrevistarlos sobre el comunicado conjunto de ambas pandillas rivales, les dije: "Como periodista no puedo tranquilamente entrevistarlos a ustedes, mientras haya duda si por parte de ustedes existen amenazas contra el Faro, contra Carlos Dada o contra cualquiera que en el debate público diga cosas que a ustedes no les gusta. ¿Existen amenazas de este tipo u órdenes de atentar contra periodistas, sí o no?"

Si los voceros tanto de la MS como de la 18 no me hubieran correspondido con un claro "No", y si no lo hubieran hecho de manera que yo les podía creer: sin vacilar y mirándome en los ojos, yo no hubiera publicado ni una palabra de las entrevistas realizadas con ellos. Es una cuestión de principios: Bajo amenazas, no puede haber entrevistas.


Y así salió esta historia el día siguiente en El Diario de Hoy: Se confirma que el comunicado es auténtico; los pandilleros asumen su autoría y su voluntad de seguir un proceso de desmontaje de la violencia. Además afirman que por parte de las dos pandillas no existen ni existirán amenazas contra periodistas. Eso sí: piden a nosotros, los periodistas, responsabilidad y profesionalidad frente a un tema tan delicado como el intento de las dos pandillas de ponerse de acuerdo sobre el cese de la guerra entre ellas. Como ellos me dijeron: "En el mundo nuestro, mentiras matan".

Tengo entendido que así también "El Diablo", de la MS, se lo dijo a José Luis Sanz, cuando cubrió para El Faro la misa del Nuncio Apostólico en el penal de Ciudad Barrios. Qué bueno que podemos desactivar la alarma, olvidarnos de amenazas, y todos regresar, con más tranquilidad, a nuestro trabajo.
(El Diario de Hoy)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿El Diablo de la MS en Ciudad Barrios? Paolo: el tema es muy complicado para cualquier ciudadano común (por eso es que ves que predomina el comentario irreflexivo, incluso en gente que trabaja en este tema). Si a esto agregamos la imprecisión con que tu gremio escribe veo muy dificil una solución.

¿Como el Diablo de la MS va a estar en una Carcel acomodada por el estado al Barrio 18?

Anónimo dijo...

Hay muchísimas cosas que preocupan en este tema. Una es ver a Raúl Mijango al frente de esta cuestión. Tengo razones para dudar de Raúl y a continuación las expongo.
(i) Raúl reconoce (en la entrevista que le hizo EL FARO) que en su negocio de distribuidor de gas propano paga dinero a la pandilla MS13 y a la pandilla Barrio 18. Entiendo que el quiere hacerlo parecer como una extorsión. Sin embargo, cuando el se extiende en su explicación sobre la distribución de gas en territorio controlado por la MS13, dice que tiene que "negociar con ellos". La reflexión de Raúl es que para hacer negocio no tienes opción. Y es aquí donde la sabiduría de Raúl queda en entredicho.

(ii)Raúl cobró como asesor del Ministro de Defensa, Munguía Payés. No me importa que siga cobrando por hacer este otro trabajo. Esto requiere mucha logística: desplazamientos, llamadas por teléfono, piza y gaseosa (como él mismo reconoce). Es aquí donde el tema se vuelve difícil de entender. ¿Es este un esfuerzo del estado?

(iii) Otra cuestión que preocupa es el silogismo del que hace eco Raúl: pobreza, pandilla, violencia. "Los pandilleros son pobres. Soy pobre soy pandillero".

Anónimo dijo...

Vamos a ver, voy a seguir el estílo de Paolo, que es el de provocador: Raúl recibe dinero del estado (bajo la figura de asesor de ministro). Las pandillas reciben dinero de Raúl (bajo la figura de "negociación").

Conclusión: el estado ya subsidia las pandillas.

Otro ejemplo, al puro estilo Luers: El estado traslada dinero (bajo la figura de subsidio al transporte público) a los buseros. Los buseros pagan (bajo la figura de extorsión) a los pandilleros.

Conclusión el estado ya subsidia las pandillas.

Puedo continuar con la lista de ejemplos. Quizá dé para escribirlos en formato de CARTAS.

Anónimo dijo...

puta paolo, y seguis mintiendo, llevandotela de periodista etico, solidario,. vos no respetas la libertad de prensa para nada: cortates en el comentario anterior, que romeo lemus es un mediocre que no leyo bien el guion de ustedes al entrevistar al viejo lin, luego costastes que a carlos dada le falta experiencia, porque de lo contrario carlos hubiera desglozado tu articulo en el diario hoy, y te hubiera expuesto como farsante y todo lo contrario a la etica. y luego tambien corstastes ,la parte de que el sirra, tu fuente confiable y de seguro fidedigna, es el asesino del padre de la ex ministra de educacion, gallardo de cano. Ya no sigas mintiendo, no tiene caso, ya te clavastes la estaca vos mismo, y has quedado expuesto como lo que verdaderamente has sido siempre: un conspirador de los mas bajo, que pretende ser periodista, para disfrazar tantas cosas que has cometido en el pasado, y para disfrazar tus negocios turbios. ya no mintas, ya quedastes expuesto con tu articulo en el diario de hoy. mejor te vuelvo a aconsejar: no defendas al soldado universal, pues no vaya a ser que te salpique la cochinada. pero bueno, si a vos tambien te pagaron los 10 o 25 mil dolares que le dieron a los criminales de zacatras, pues entonces alli te entiendo, y te aplaudo.

Anónimo dijo...

puta paolo, y seguis mientiendo, tratando de presentarte como periodista,lo cual no sos. que lastima que los del faro no despedazaron tu articulo del diario de hoy, pues estaba facilito exponerte como farsante. y el sirra, tu fuente, el asesino del padre de la ex ministra de educacion, gallardo de cano, jajaja..que fuentecitas las tuyas. pero bien , todo se entiende, si a vos tambien te pagaron entre 10 y 25 mil dolares, como a los 30 de zacatraz.