Carta al Fiscal General de la República

Estimado licenciado Romeo Barahona:

¡Póngase las pilas, señor! No es suficiente protestar, si quiere evitar que le pongan encima una Fiscalía Internacional que le quitaría la función que constitucionalmente corresponde a Usted y sus fiscales. Lo que tiene que hacer es muy simple: hacer que la Fiscalía cumpla esta función a cabalidad.

Si usted quiere proteger al país de una CCIG (Comisión Internacional contra la Impunidad) que de manera inconstitucional atenta contra la independencia de la Fiscalía (y por tanto contra el principio republicano de la división de poderes), lo único que tiene que hacer es: cumplir a cabalidad la constitución.

Para hacer esto, es indispensable iniciar una reforma integral de la Fiscalía. Esto incluye una depuración radical, para erradicar la corrupción y la penetración del crimen organizado; y una reingeniería general, para adaptar la Fiscalía al carácter del enemigo a combatir: el crimen organizado, las pandillas, el narcotráfico.

Usted declaró que en vez de crear organismos temporales y extra-institucionales (y por tanto inconstitucionales), hay que reforzar la Fiscalía. Correcto. Pero reforzar es mucho más que invertir más fondos. Reforzar es reformar, limpiar, modernizar. Reforzar es cambio estructural, de enfoque y de mentalidad. Y luego, más fondos.

Si Usted quiere defender la autonomía de la Fiscalía (lo que es su deber constitucional), tiene que impulsar todas estas reformas de la Fiscalía antes de que otras las hagan destruyendo en el camino la independencia y la institucionalidad.

Los únicos que quieren una entidad paralela o encima de la Fiscalía son los que están ansiosos de romper la independencia de los fiscales. Son los que quieren controlar desde el gobierno a quién investigar y a quién acusar ante los tribunales. El presidente Funes ya dijo que la Comisión Internacional que quiere implementar trabajaría bajo control de Casa Presidencial.

Su tarea, señor Fiscal General, es reformar y fortalecer la Fiscalía para blindarla contra estos intentos de controlarla o apartarla desde el ejecutivo. Si usted asume esta tarea con valentía y eficiencia, tendrá seguro el apoyo de la sociedad civil contra cualquier intento de cualquier presidente o cualquier partido de someter la Fiscalía.

Póngase las pilas. Así como está la Fiscalía, así como usted la heredó, será muy difícil defender su independencia. La única defensa es la reforma y la depuración. Si va por este camino, no estará solo.

Saludos, Paolo Lüers

(Más)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Difícil que haga algo el fiscal. Y opino que no es tan real pensar que él "heredó" a la fiscalía. Él está ahí desde el año 2000 como Adjunto (segundo al mando) y ahora como el mero mero. En todo caso se heredó a sí mismo, ¿no creen?

Anónimo dijo...

y si no se ponen las pilas todos los del gobierno, pues vendra un gobierno de la onu, y si no lo quieren aceptar vendra la coalision de asterix con sus f18, y no se hagan ilusiones que vendra bunga-bungasconi a ofrecerles exilio porque ni son sus cheros, vaya,

Anónimo dijo...

Despues de todo,no seria una mala idea que la CCIG administrara la fiscalia !!! El Asco, perdon , La Fiscalia no da mas y no dara mas !!

Please, welcome to the CCIG !!