Con Rodrigo Ávila seguro pierden.

Curioso como se repite la historia, hace cuatro años, en las elecciones del 2004, el FMLN regaló las elecciones eligiendo un candidato a la presidencia muy fácil de derrotar, Schafik Handal fue una gran líder, con virtudes y defectos, pero lo cierto es que fue un rival muy fácil para Tony Saca. Parece ahora que ARENA está dispuesta a regalarle la elección al FMLN, al parecer el candidato será Rodrigo Ávila, o por lo menos ese parece ser el mensaje que le están transmitiendo a las bases del partido. Así muy fácil lo tendrá Mauricio Funes y el Frente.

Las luces de victoria se reflejan en el FMLN cada vez que ven como ARENA ha comenzado ya su campaña interna para promover a Rodrigo Ávila como candidato, que fácil la tendrán compitiendo contra alguien que por más que digan y por más artículos que saquen estos días, no ha logrado solventar el problema de la delincuencia, que fácil la tendrán cuando les toque competir con alguien que es respaldado por René Figueroa y Elmer Charlaix, siendo éstos, dos de las figuras más impopulares de la palestra política nacional.

Al ver a Rodrigo Ávila, tratando de vender el progreso en el tema de delincuencia, me resulta muy parecido a los precandidatos estadounidenses republicanos tratando de explicar como se está ganando la guerra en Irak. Que han pasado de estar en una situación espantosa, a pasar a una más que espantosa, a regresar otra vez a una situación espantosa; eso no puede ser éxito, eso no se puede vender como que ya simplemente hay que seguir el plan y ya estuvo. Como viceministro tampoco fue muy exitoso, sin sobresaltos, sin tener un gran impacto y lo regresaron de nuevo a ser director de la PNC, bueno por los desastres de Meneses, pero difícilmente su transito como viceministro se puede considerar un éxito.

Como pueden vender a Rodrigo Ávila, como un candidato fresco, que va a combatir la corrupción, si viene del gobierno actual que tantas dudas ha despertado, ¿por qué va a ser diferente a lo que hemos visto hasta ahora? Es muy difícil de creer. Un Rodrigo que tampoco ha sido exitoso en las elecciones, todo mundo recuerda el intento de recuperar la alcaldía de Santa Tecla, fue un fracaso también. Así podemos encontrar una serie de puntos débiles de su candidatura.

Y más preocupante es que con un rival fácil, los cambios que esperamos ver en el FMLN, no los veremos, así que esto no solo es perjudicial para ARENA, sino también para el Frente. La moderación que Mauricio Funes podía llevar al Frente, con un candidato como Rodrigo Ávila, no tendrán que hacer mayores esfuerzos, no tendrán que poner una agenda más socialdemócrata, así hemos perdido todos. Mauricio Funes necesita un buen rival, uno que tenga posibilidades de ganar, uno que no de tanta confianza, uno que pueda servir para presionar a las autoridades del Frente a tener más apertura, a que la candidatura de Funes sea incluyente y las mejores personas del país independientemente de su ideología política puedan participar en este gobierno.

Espero que ARENA opte por un candidato más fuerte que Rodrigo, uno que realmente tenga posibilidades de ganar, que tenga posibilidades de crecer, por el bien del partido y por el bien de El Salvador. Pero si quieren seguir el mismo camino que el Frente en el 2004, pues ya la cosa queda bastante clara.

No hay comentarios: