Carta a ARENA: ¿”Winner-takes-all” o pluralismo?

Sería un error ver detrás de las discusiones en ARENA sobre las jefaturas de su fracción y sobre la Junta Directiva de la Asamblea solamente pleitos e intereses personales. Sin duda los hay (y pueden ser incluso feos), pero en el fondo son decisiones eminentemente políticas. Lo que se enfrenta no son personas con sus ambiciones de poder y privilegios, sino concepciones políticas.

Hay varias diferencias políticas que se reflejan en el debate sobre las jefaturas y los directivos. La manera superficial de explicar estas diferencias sería decir que se vuelven a enfrentar los que apoyaron a Carlos Calleja y los que respaldaron a Javier Simán. Esto no explica todo. Detrás hay otra divergencia: ¿Cómo conducir el partido y su proyecto político, una vez nombrado el candidato presidencial y faltando 10 meses para las elecciones? ¿Aplicar la regla de “winner-takes-all”, y poner en todas las posiciones claves a figuras cercanas al candidato Calleja? ¿O sea, mantener el COENA y las directivas departamentales como están, y poner a Norman Quijano y Donato Vaquerano en la Junta Directiva de la Asamblea y Carlos Reyes como jefe de fracción? ¿O buscar la reunificación del partido, creando equilibrios, entendimientos e integración? En este caso habría que incorporar a personas como Margarita Escobar, Chato Vargas, Orlando Cabrera Candray y otros en el esquema del poder partidario. Y esta discusión ya no va según las líneas de división en las primarias. También en el campo de Carlos Calleja hay muchos que insisten en crear equilibrios y contrapesos para construir unidad. De hecho, para el candidato la mejor solución sería que el jefe de fracción provenga de los areneros que no votaron por él – y no un diputado tan cuestionado como Carlos Reyes.

Si por falta de consenso simplemente se impone la matemática de las correlaciones de fuerzas (dentro de la fracción y dentro del COENA), sería una clara muestra de que ARENA no está en camino a su unificación. Y esto significa que no está en camino a ganar en 2019. Porque la unificación implica pluralismo. Y pluralismo significa respeto a la diversidad de planteamientos y enfoques, no solo en el partido, sino en la sociedad civil – y dentro de la nueva mayoría social que ARENA tiene que construir para ganar la presidencia…

Una ARENA que funciona con la regla de “winner-takes-all” y margina a “los perdedores” no tendrá capacidad de construir esta mayoría y esta pluralidad
...

A la hora que tuve que entregar esta nota al Diario (lunes a las 6pm), no se tuvo noticias de la reunión de la fracción legislativa de ARENA con el COENA, en la cual el partido iba a elegir al jefe y subjefe de la fracción y a sus candidatos a para la presidencia y la Junta Directiva de la Asamblea.

Lo que sí está confirmado es que ARENA y sus aliados decidieron que la nueva Junta Directiva de la Asamblea tendrá 11 integrantes, 4 de ellos de los tricolores. Un error fatal, que va a complicar el esfuerzo de Carlos Calleja de vender una “nueva ARENA”. Y me da la impresión que igual se van a equivocar en la elección de sus jefes de fracción y sus directivos legislativos…


Ojalá que esté equivocado.


No hay comentarios: