Carta al sector privado

Estimados empresarios:
Me parece perfecto que ustedes mostraron disposición de dialogar con los dirigentes del FMLN que va a asumir el ejecutivo del gobierno. Tanto los que participan en el Consejo para el Crecimiento, como la cúpula de ANEP. No hay que ser necios.

Pero tampoco hay que ser ingenuos. Me gustó la declaración de Jorge Daboub: “Tiene sentido cambiar el nombre y sentido de ‘Mesa de Diálogo’ a ‘Mesa de Compromiso’. El país necesita pronta solución a graves problemas.”

El país necesita compromisos: sobre todo del nuevo gobierno, que es el factor desconocido, pero en respuesta también de parte de la oposición y del sector privado. Digo factor desconocido, porque nunca ha gobernado el FMLN como tal, con su dirigencia histórica tomando el control del gobierno. Lo que por una parte quita la terrible incertidumbre en la que vivimos con personajes desequilibrados
y incalculables (y por tanto peligrosos) en el gobierno: Mauricio Funes, Alex Segovia y Ricardo Perdomo. Pero por otra parte, la llegada al poder del FMLN puro y sin disfraz causa otros tipo de incertidumbres: ¿Va a actuar ideológicamente o con pragmatismo y realismo? ¿Cómo se va a tratar al sector privado: como su enemigo histórico. o como el socio no muy querido, pero indispensable que necesitan para hacer viable el país, su economía y su propio gobierno? ¿Quieren aprovechar su poder gubernamental para hacerse del control político de la PNC como instrumento de control político y social – o van a conducir a la PNC en función de una solución integral a la inseguridad y violencia que vive el país?

Sobre estas temáticas, ustedes necesitan compromisos claros, más allá de los discursos de conveniencia que cualquier gobierno nuevo adopta para consolidarse. Bonito discurso tuvo Hugo Chávez cuando llegó al poder en 1999, igual que Funes en el 2009....

Roberto Lorenzana, el hombre fuerte de este nuevo gobierno, lo dijo con claridad: Hoy al fin vamos a sentarnos y negociar los poderes reales, o sea el partido FMLN y los poderes de facto del sector privado. El mensaje se entendió así: hasta ahora ustedes han peleado con el payaso, ahora se van sentar con los dueños del circo...

Me parece bien. ¿Quién quiere seguir perdiendo tiempo peleando con payazos? Por esto, la respuesta de Jorge Daboub es correcta: ahora que estamos frente a frente los poderes fácticos, pasemos del diálogo a la negociación, de los discursos a los compromisos.

Pero entonces, el primer consejo: no repitan el error de distraerse con los payasos, en vez de ir al grano y al centro del poder. Se recuerdan que yo les di este consejo en el 2010: no negocien con el gobierno Funes, negocien con el Frente. Se los repito otra vez: no se dejen entretener en largas reuniones con Hato Hasbún y Oscar Ortiz - negocien con Lorenzana, “Ramiro” Merino, Medardo González y Sánchez Cerén.

Y pongan claros cuáles son los compromisos y los pasos concretos que esperan. Les pongo 4 que serían suficientes para comprobar si hay buena fe y voluntad política:
  1. Que no vuelvan a presentar fuera de la mesa sus iniciativas estratégicas, así como lo hizo el presidente electo en caracas con la solicitud de entrar en Petrocaribe, o lo que mandaron a hacer a Funes con el paquete de prestamos e impuestos.
  2. Que resuelvan el conflicto con ENEL, negociando con ellos en vez de embargarlos.
  3. Que restituyan al sector privado en las juntas directivas de las autónomas.
  4. Que se comprometan a no tocar el carácter no partidario de la PNC.

Si sobre estos 4 puntos el gobierno asume compromisos claros, ustedes pueden comprometerse a propagar, en el mundo de los inversionistas nacionales e internacionales, que hay condiciones para invertir en El Salvador. Este sería su compromiso: hacer que la inversión aumente a los niveles que el país necesita para recuperar crecimiento y equilibrio fiscal.

Saludos, Paolo Lüers
(Mas!/EDH)

1 comentario:

lucas garcia dijo...

yo, por otro lado felicito la disposición del fmln de dialogar con la anep, El país necesita pronta solución a graves problemas.
lastimosamente siguen siendo los mismos payasos que siempre tratan de desestabilizar y que solo buscan su beneficio, lamentablemente no son los meros, meros, sino los politiqueros,
entonces el primer consejo: no repitan el error de distraerse con los payasos, en vez de ir al grano y al centro del poder economico, negocien con el G20.
Y pongan claros cuáles son los compromisos y los pasos concretos que esperan. Les pongo 4 que serían suficientes para comprobar si hay buena fe y voluntad política:
1. que no se interpongan al desarrollo del país, únicamente por fin político,favorecer la persecusion de la evasión y elusion de impuestos de las empresas, así como el robo de empresas a sus trabajadores, en cuanto a las cuotas de afp, isss
2.Dejar que resuelva el gobierno el conflicto con ENEL, en las instancias correspondiente, dejando que la justicia actué y no metiéndose en pleitos ajenos, especialmente cuando sobresalen contratos amañados
3. ser vigilantes en las juntas directivas de las autónomas, ya mucho callaron en los gobiernos anteriores, con tanta corrupción
4. favorecer el fortalecimiento de la PNC, para que de una vez por todas actué contra los submentales de las maras, y sus vasos comunicantes
Si sobre estos 4 puntos la empresa privada asume compromisos, todo el país lo agradecerá, y creo que avanzaremos con mas facilidad.
saludos, tambien.