Carta a los 3 candidatos

Estimados amigos:
Me imagino que cada uno de ustedes tiene por lo menos un asesor de campaña que los anda convenciendo que estas elecciones las va ganar quien mejor maneje las redes sociales. O sea, quien mejor “conecte” con los jóvenes – y que los bichos están, por ejemplo, en twitter...


Entonces, ustedes comienzan a invadir twitter con docenas mensajes cada día. Como estos, por ejemplo:

“Este país tiene futuro porque tiene jóvenes, quienes son el presente de #ElSalvador”

“La juventud salvadoreña es quien construye el presente y futuro de nuestra patria.”

 “Creo en la juventud salvadoreña esa que día a día se despierta con el único objetivo de trabajar por alcanzar sus sueños.”

Para guardar el equilibrio, seleccioné una frase de cada uno de ustedes. Aquí no hay preferencia. Que se diviertan (o que se vuelvan locos) mis lectores, tratando de identificar de cuál de los 3 candidatos proviene cada una de estas profundas frases. Yo no lo voy a revelar, porque no tiene importancia ninguna. Hablan de polarización, hablan de graves peligros para el país en caso que el adversario asuma el poder – pero nadie puede distinguir sus discursos. Son frases que cualquiera puede decir... o dejar de hacerlo. No importa.
 
O tomemos esta frase, también de un mensaje en twitter de uno de ustedes:
“Un gobierno de hombres y mujeres que estamos para servir al pueblo y no para servirse del pueblo.”

Estoy seguro que ni el que puso esta frase el 22 de junio de este año, se recuerda con certeza si realmente fue él o a lo mejor uno de sus adversarios quien lo dijo. Así es con los lugares comunes.

Sería interesante hacer una prueba y pedir a gente en la calle que identifiquen quién dijo las siguientes dos frases, también mensajes twitter de candidatos presidenciales:

“Gracias a doña Mayra Delgado, de Moncagua, por abrirnos las puertas de su hogar para realizar la consulta ciudadana.” Creo que todo el mundo pensaría que es de Tony Saca, pero no es cierto.

O este tuit: “Tenemos que hacer cumplir la ley, ustedes saben que yo no ando negociando con pandilleros.” Todos dirían que aquí habla Norman Quijano. Pero tampoco es cierto.

No les voy a revelar quién es quién, porque realmente no importa. Solo digo a mis lectores que en esta carta cité dos voces a cada uno de los tres candidatos. Por la onda del equilibrio...

Si ustedes quieren conquistar a los jóvenes, no es suficiente invadir sus espacios cibernéticos. Así como lo están haciendo, están mandando un mensaje fatal: que piensan que los jóvenes son tontos.

Navegando en twitter y viendo las olas de bañera que provocan los candidatos, comienzo a imaginarme los debates televisivos entre ustedes tres, y no estoy seguro que quiero verlos.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)