Carta a Alba Petróleos

Estimados compañeros:
Ya que todo el mundo está hablando de ustedes, o sea de los diferentes Alba-negocios, un funcionario del Ministerio de Hacienda me entregó un cuadro, según él proveniente del banco de datos de esta institución, que detalla el impuesto sobre la renta pagado por Alba Petróleos en los años 2009, 2010 y 2011.

Según el cuadro que me entregaron, en el 2009 ustedes tenían un total de rentas gravadas, o sea de ventas, de $103,104,823.43 —o sea $103 millones.

Según el cuadro, pagaron un total de renta de $237,633.55. O sea, $237 mil. Apenas un 0.23% de sus ventas.

En el 2010, sus ventas eran de $146,235,479.62, o sea $146 millones. Pagaron un total de renta de $179,081.03. O sea, $179 mil. El porcentaje de impuestos sobre las ventas había bajado a un 0.12%.
En el 2011, siempre según el cuadro en mi posesión, sus ventas se habían aumentado a $284,539,010.15, o sea $284 millones. Pagaron renta de $437,073.93, o sea $437 mil. Un 0.15% de sus ventas.

Primera pregunta, camaradas: ¿Son correctos estos números? No vaya a ser que me pase lo mismo que a su compañera Lorena Peña y El Faro que hace un año difundieron datos supuestamente oficiales de Hacienda sobre los montos ridículamente bajos de renta que pagaron algunas empresas prominentes del país y luego tuvieron que recularse, porque sus datos eran falsos.


Incluso si son ciertos los porcentajes muy bajos de impuestos que paga Alba-Petróleos según este cuadro me imagino que esto es perfectamente legal. Simplemente, así como aumentaron sus ventas, aumentaron los gastos y costos que ustedes declararon.

El problema es político: ¿No es este el mecanismo que ustedes del FMLN siempre han criticado a la empresa privada? ¿Nos es por esto que ustedes siempre los han denunciado como evasores de impuestos que se hacen ricos a costa de los pobres?

Siento que al hacerse Alba-empresarios, ustedes se metieron en una gran contradicción entre discurso socialista y práctica capitalista. A menos que me muestren que mis números son falsos y están pagando mucho más que el 0.15% sobre sus ventas.

Viva la transparencia, como dice su señor presidente. Saludos de
 
(Más!/EDH)

1 comentario:

John Marston dijo...

Como se nota la Albafobia. Sería muy interesante ver el panorama completo, es decir, una comparación con los datos de las empresas afiliadas a ANEP.
Aún más interesante sería que también se publicara la inversión en proyectos sociales que todas, incluyendo a ALBA, han hecho. (pero en favor de toda la población, no solo de sus empleados y familiares de empleados)

Si todo es legal y a parte ALBA está invirtiendo en proyectos sociales, ¿Cuál es el problema?
Al parecer, como mencionaba Nayib, la ANEP quiere reglas de juego diferentes para ALBA.

En ejemplos de Nayib esto sería como en un partido de fútbol entre un equipo de grandes y fuertes y otro de débiles, en donde el equipo de grandes ha podido golpear a placer a los jugadores del equipo de débiles ya que hay formas de hacerlo sin que el arbitro de se cuenta, o aunque se de cuenta, esos jugadores grandes también tenían al arbitro de su lado ...pero entonces vienen unos jugadores mas grandes y mas fuertes a jugar en el equipo de los débiles. Entonces, esos jugadores que eran los grandes al inicio, al ver que los nuevos jugadores juegan con mas rudeza, empiezan a hacer lo que ahora está haciendo la ANEP y usted.

No se trata tampoco de que si una empresa en el pasado podía evadir impuestos, entonces que también lo haga ALBA ahora, no. Si el pueblo nunca pudo hacer nada en contra de esos empresarios que prácticamente evadían impuestos de forma legal para enriquecerse, y si ALBA está o no haciendo lo mismo, (ya habrán investigaciones) ¿Cuál es el problema? A la ANEP le duele ver que las ganancias de sus empresas esté disminuyendo (así como su poder) y que esa misma ganancia esta aumentando para ALBA y ésta la invierte en la población.

Sr. Luers, Ud. podrá pensar: Que personaje mas estúpido al aceptar que si las empresas robaban el dinero del estado en el pasado, no hay problema en que venga otra empresa a hacer lo mismo.
Pero imagino que ud. siempre ha tenido un ingreso seguro al contrario de la mayoría de la población Salvadoreña. Podría asegurarle que si los pobres de este país tuviesen que elegir entre un grupo que tiene la capacidad económica para modificar leyes a manera que puedan obtener dinero que sea legal para enriquecerse como lo han hecho los grandes empresarios históricamente, (aunque en ocasiones tal vez no tan legal) y otro grupo que aparente hacer lo mismo pero que en lugar de enriquecerse devuelve o invierte ese dinero en el pueblo, elegirían a este último.

¿Por qué? - Lógico, al ser incapaz de tomar acciones que nivele las cosas, se elige al que te ayuda!
¿Que es "asistencialismo"? ¿Que no te va a sacar de la pobreza? - Puede ser. PERO ¿Que hizo la empresa privada y el gobierno de ARENA en 20 años? ¡Hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres!

El gobierno del Frente no es perfecto, le ha tocado aprender muchas cosas en el camino. Y aunque a titulo personal, que en ocasiones me han decepcionado algunas decisiones o actitudes de algunos funcionarios del gobierno, este gobierno debe tener continuidad.

Si el Frente la tiene fácil... ¿Que puede ofrecer la derecha que no haya ofrecido en el pasado y que no lo cumplió? ¿Qué puede ofrecer un ex-derechista que no lo ponga en evidencia de que toma posturas y luego las cambia a conveniencia?

Volviendo al punto del inicio, sería interesante ver el panorama completo sobre las empresas. Quizás no siga la linea de sus publicaciones en El Diario de Hoy y probablemente nunca lo haga pero deja en evidencia sus síntomas graves de Albafobia, infección que contrajo con la ANEP.

No me queda mas que agradecerle Sr. Luers, ya que desde anoche leí su carta pero en la página del diario no pude comentar.

Saludos,
JM