Carta a Toni Saca

Estimado Toni:
Los líderes que se comportan como la virgencita (“Quiero, pero a lo mejor no... Por ahora no, pero tal vez más tarde...”) nunca llegan a nada. Mucho menos cuando estas actitudes de virgen tentada pero vacilante la exhibe alguien que todo el mundo sabe que de virgen no tiene nada...


Algunos piensan que esta tu táctica de mantenerse en la jugada, pero sin entrar y correr los riesgos de competir es estrategia. Déjeme decirte que la gente no lo percibe así. Te percibe como un macho que perdió las garras, perdió el partido (¡en los dos sentidos de la palabra!) y se ha vuelto nostálgico del poder, pero vacilante. Perdiste el poder, perdiste el control de tu partido. Y perdiste el respeto que muchos te tenían, cuando te escondiste detrás de un partido de perdedores como Gana.

¿Cuántas veces tú crees que puedes decir “no soy candidato... ¡por ahora!” cuando todo el mundo sabe que tu candidatura “de tercera vía” es pieza angular de la estrategia del FMLN y del hombre que está en Casa Presidencial gracias a ti? 

Tienes varios elementos poderosos en contra de tu candidatura. Las voy a poner en forma de preguntas. ¿Quién va a querer regresar en la historia, cuando la gente empieza a entender que la desgracia del país empezó precisamente con tu presidencia? ¿Quién va a apostar a políticas, cuyo fracaso ya está a plena vista: populismo, compra de voluntades, corrupción, subsidios son focalización, erosión de las instituciones que deberían controlar al Estado? Y una última pregunta: ¿Realmente los salvadoreños, angustiados por la polarización imperante, van a apostar a alguien que combina en sí los peores vicios de derecha e izquierda y las vende como “tercera vía”?


Es hora de definirse. Porque los salvadoreños, los votantes del 2014, ya se están definiendo. Lea las encuestas. Es hora de terminar el juego de escondelero y decir de qué lado estás. Si estás con el FMLN en su camino al Sistema Ortega, bienvenido sea el anuncio. Le puedes sumar votos al profesor Salvador Sánchez Cerén. Obviamente los necesita. O estás con el sistema de libertades e instituciones democráticas independientes, y entonces tendrías que apartare y dejar que la oposición lo defienda. Pero no nos siga tomando del pelo con “tal vez sí, tal vez no” y con el cuento de fantasía de la “tercera vía” y de la “despolarización”...

De paso sea dicho: Yo sí creo en la necesidad de una tercera vía, pero la va a construir la siguiente generación y no los políticos fracasados del pasado. La van a construir mujeres y hombres cansados de las virginadas de políticos que en vez de superar la polarización hacen juegos cínicos con ella. Y que además nunca se definen porque no tienen principios que los guíen.

Reflexione, Toni. Aún no es tarde. Saludos de Paolo
(Más!/EDH)

1 comentario:

Cesare D'antonio dijo...

En esta carta se resume la triste historia de los últimos 8 años de nuestro país.
Don Tony Saca nos ha dado una gran lección, el poder nos hace apartar los ojos de nuestra cara. El dinero compra voluntades.
Pero sobre todo la lección mas importante que hemos recibido los salvadoreños, es no volver a creer en un periodista, ambos demostraron tener únicamente "trompa"