Telegramas a los protagonistas del pleito sobre la Corte Suprema

A Ovidio Bonilla: No puede renunciar a la Corte, porque no está electo. Puede renunciar a la candidatura. No resolvería el pleito, pero le ahorraría la humillación.

Al Dr. Sigfrido: Ya que le regalaron un doctorado, tal vez adquirió capacidad intelectual para entender: Sólo puede haber 1 árbitro y se llama Sala de lo Constitucional.

A Ana Guadalupe Martínez: Qué fatal verla en este pleito a la par de los ortodoxos, en vez de asumir su papel histórico representando a la izquierda independiente.

A Sánchez Cerén: ¿Por qué no se mete en las negociaciones y resuelve el pleito? ¿No está interesado en salvar su candidatura presidencial – o sus camaradas no lo dejan?

A Mauricio Funes: Que bueno que se unió al movimiento YoMeVistoDeBlanco, que defiende la independencia de la Sala. It’s never too late, dicen en Washington.

A Freddy Cristiani: No se le ocurra firmar un segundo 743 para amarrar a la Sala. Nadie tiene derecho de cometer 2 veces el mismo error.

A Tony Saca: ¿Cree que puede salir dos veces con la suya? En 2006 puso magistrados. En 2009 lo intentó y por esto lo echaron del partido. En 2012 casi lo logró.

A los magistrados del 2006: Ustedes hubieran podido evitar la crisis. Nadie los quería quitar ni los cuestionaba. Hoy, aunque los “ratifiquen”, quedan manchados.

A los 4 de la Sala: Que no se les suba a la cabeza todo el apoyo. No era por ustedes ni para todas sus sentencias, sino por el principio constitucional.


A la sociedad civil: Al fin se despertó. Algo tarde, por esto estamos en este pleito. Nunca vuelvan a hacerse de ojos pachos, ni hacia la izquierdo ni a la derecha.

A todos en el cónclave de Casa Presidencial: Al final rindan cuentas sobre cada paso de la negociación.

A mis colegas periodistas: Aprovechemos el día del periodista para reflexionar sobre nuestro papel en todo esto. ¿Nos llenamos de gloria? No creo.

Saludos, Paolo
(Más!/EDH)

No hay comentarios: