Carta a un ‘pura sangre’

Estimado Mario Acosta:
Me encanta que exista debate en el mismo periódico. El Diario ayer te abrió sus páginas para criticar a los “transformers” que ahí escriben y para decir: “No aceptamos perfumados”. Yo te contesto hoy: Y la sociedad ya no acepta candidatos con tufo rancio al pasado.


Está abierto el debate sobre las candidaturas presidenciales. Algunos buscan un candidato que conduzca al país al glorioso pasado de ARENA. Otros buscan un candidato capaz de unir toda la oposición contra la fatal coalición entre populistas de izquierda y de derecha que amenaza la democracia del país.

Unos buscan un candidato que puede correr y ganar contra el FMLN, contra Tony Saca e incluso contra el pacto entre ambos. Vos buscás un candidato para derrotar a los “perfumados”, que quieren transformar ARENA. 

Tu argumento es: “Debe ser un miembro activo del partido, no un foráneo.” Disculpe, me confundí, esto dijo Nidia Díaz defendiendo la candidatura de Salvador Sánchez Cerén. Me confunde la similitud de argumentos... El tuyo era: “Ojala que con un pura sangre que pueda unificar la familia Arenera y al país entero...”


Si Ustedes quieren imitar al FMLN y poner la pureza del partido y sus orígenes beligerantes encima del propósito de ganar las elecciones y reformar al país, adelante: pongan a un “pura sangre” a correr contra el “hueso colorado” Sánchez Cerén. Regresemos al siglo pasado.

Mario, te metiste en un dilema sin salida: quieres “unificar la familia Arenera y al país entero”. Pero un “pura sangre” no puede unir el país. Lastimosamente, no definiste qué es un “pura sangre”, sólo mencionas quienes no lo son: los que no han sudado la camiseta partidaria en los 80, acompañando al mayor en su lucha contra el comunismo. Quedan afuera obviamente los que usted llama “transformers”, pero también los jóvenes de la generación posguerra que ya superaron los traumas de la guerra...

Asumamos que el “pura sangre” es alguien parecido a vos. Pero entonces, ni siquiera podrá unir a ARENA que ya no es la misma, que ya se depuró y abrió sus puertas. Mucho menos podrá unir a los sectores de clase media y a la nueva corriente opositora en la sociedad civil que puede acompañar a una nueva ARENA, pero no la ARENA histórica...

El miedo tuyo no es que con un candidato “perfumado”, como vos llamás a los que no huelen a camisa sudada, ARENA pierda las elecciones. Tu pánico es que surja un gobierno de ARENA que ustedes ya no controlan: “Pueda que ARENA gane, pero sea ese club de cheros el que gobierne...”

Que revelador: los “pura sangre” de ARENA y del Frente comparten las mismas pesadillas – y las mismas recetas.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

1 comentario:

Edgar Vanegas dijo...

“Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos” Jorge Luis Borges