Carta a la Selecta

Querida Selecta:
Mostraron que están en la misma liga con los mexicanos. Jugaron de tú a tú. Esto es un gran triunfo, y por esto ha crecido tanto el apoyo que ustedes tienen en todo el país.


Si uno juega así, ya no importa si gana o pierde: la dignidad está garantizada, y el fútbol puede ser lo que es: en juego a disfrutar.

No saben ustedes el aporte que con esto han dado a su país: La gente tiene sed de dignidad – y también de diversión. Que hay pendejos que confunden todo esto con un nacionalismo salvaje e insultan a nuestros invitados mexicanos – esto no es culpa de ustedes. Ustedes mostraron, en el campo del juego, la cara digna de los salvadoreños.


Sólo el que se siente menos cae en la trampa del fanatismo nacionalista y odia al adversario. El que se siente digno e igual, como ustedes, respeta al adversario y lo enfrenta sin complejos. Esta es la gran lección que ustedes dieron en el estadio Cuzcatlán. Este es el triunfo que nadie les puede quitar, ni un árbitro ciego que no ve mano escondida ni posición adelantada...

No sé si lograrán llegar al mundial en Brasil. A lo mejor no. Pero ya han mostrado que pueden jugar con grandes y hacer que toda la afición –que es todo el pueblo salvadoreño- pierda sus complejos y se sienta parte igual del concierto de naciones.

Déjenme decirles una cosa que ojala no me la tomen mal: Ni siquiera han jugado muy bien, todavía mostraron muchas deficiencias técnicas y estratégicas. Pero jugaron como hombres libres de miedo, libres de complejos,  llenos de ánimo combativo y ganas de disfrutar el gran espectáculo fútbol. Y esto es lo grande.

Gracias les dice Paolo
(Más/EDH)

3 comentarios:

Corolario dijo...

Tengo mucho respeto por las opiniones de los demás, pero la verdad es que lo peor que usted puede hacer es consolar a los mediocres. La mediocridad de la selección es galopante, en el fútbol lo que cuenta son los goles, punto. La Selecta perdió, por un gol, sí hubieran jugado de la patada, y hubieran hecho goles que ganarán el partido, entonces tendríamos que festejar.

ingkalin dijo...

México puede festejar ahora lo que quiera pero tarde o temprano su mundo fantástico se ve acorralado por su realidad al no poder ganar un mundial gracias a su fútbol mediocre. Solo el que razona verdaderamente puede ver la realidad de México. El Salvador no vive un mundo fantástico solo festeja las virtudes de su realidad. Con respeto, saludo.

ingkalin dijo...

México puede festejar ahora lo que quiera pero tarde o temprano su mundo fantástico se ve acorralado por su realidad al no poder ganar un mundial gracias a su fútbol mediocre. Solo el que razona verdaderamente puede ver la realidad de México. El Salvador no vive un mundo fantástico solo festeja las virtudes de su realidad. Con respeto, saludo.