Columna transversal: PRIMERAS TESIS SOBRE VENEZUELA -- EL INICIO DEL FIN

El fracaso de su referéndum es el inicio del fin de Hugo Chávez y su proyecto político. El coronel ya tenía más poder que cualquier otro presidente latinoamericano. Pero quería poder absoluto. Se jugo todo y perdió.

Quería imponer una constitución que adopta, como ideario del Estado y de la nación, la plataforma partidaria –o más bien personal- de Hugo Chávez. La gente dijo no.

Quería una constitución que le permite quedarse en la presidencia y gobernar por decreto. La gente dijo no.

Quería una constitución que le permite el total control de los bienes del Estado y de los bienes privados confiscados por el Estado. La gente dijo no.

La gente dijo no incluso a los dulces que pensaba regalar para ganar el referéndum. La gente no es tan tonta que cree que vía enmienda constitucional se puede acabar con la pobreza, garantizar un régimen de prestaciones sociales a todo el mundo, reducir la jornada laboral. La gente dijo no, porque sabe que esto es paja.

El coronel destruyó la base de su poder extraordinario que era la incapacidad, la cobardía y la desunión de la oposición. Queriendo perpetuar e institucionalizar la impotencia de la oposición, provocó el nacimiento de una nueva oposición: los estudiantes. ¿Cómo decretar el socialismo, si no tenés de tu lado la juventud, o sea el futuro del país? ¿Cómo perpetuarse en el poder, si tenés a la juventud en las calles protestando? Que mande el coronel a preguntar en Praga, en Belgrado, en Budapest, en Varsovia… En todos estos lugares hay un montón de viejitos todavía tratando de entender qué les pasó: Tenían el control absoluto de los aparatos del Estado, del partido y de los cuerpos armados, tenían el socialismo ya decretado - y todos perdieron el poder, porque perdieron el control de la juventud. Y si todavía tiene dudas el coronel, que mande a preguntar en Santiago de Chile a la familia de su hermano en armas Pinochet…

Hugo Chávez, apostando al poder total, dio impulso a una oposición que a partir de ahora le va hacer imposible su forma de gobierno Una oposición que ya no es inepta, sino muy creativa. Que ya no es desunida y fracturada, sino plural, multifacética e incluyente. Que ya no está siendo liderada por las momias reaccionarias del sistema anterior, sino por gente mucho más progresista que Hugo Chávez.

Además, la apuesta al poder total le costó a Chávez el apoyo de muchos de sus aliados. Sectores que durante años estaban con él, se pronunciaron en contra de la reforma constitucional. Gente que ha votado por Chávez en las elecciones, en el referendo votó por el No. Gente que siempre lo ha apoyado, esta vez se abstuvo. Sin la erosión en el campo del oficialismo, el No difícilmente hubiera ganado.

En síntesis. El nuevo intento de golpe de Estado le fue por la culata. Unió la oposición y desunió a su propio campo. El inicio del fin del chavismo.

No hay comentarios: