Mi voto razonado


En la elección de diputados no voy a votar por bandera. En todas las planillas hay diputados actuales y candidatos nuevos que no deberían ser diputados. Votar por bandera significa apoyar a todos los candidatos por igual, además confirmando el orden que tienen en su planilla. Para evitar esto, hay que votar selectivo, o sea por cara, apoyando solo a los candidatos que merecen confianza.

Para votar selectivo, primero hay que identificar quienes son los candidatos que merecen el voto, sean diputados que han hecho buen trabajo, o caras nuevas que se perfilan como honestos, idóneos, capaces, con espíritu de servicio, no corruptibles y tampoco dóciles ante la cúpula de sus partidos. No importa que sean pocos. Estos pocos tienen que entrar a la Asamblea y hacer una diferencia.

Por ejemplo, si analizo la planilla de ARENA para San Salvador, donde me toca votar, hay tres categorías: algunos (entre diputados y nuevas caras) que estoy vetando. No los quiero en la nueva Asamblea. Sobre ellos escribo abajo. Hay otros que no son de mi preferencia, pero no tengo razones de objetarlos. Tampoco necesitan de mi voto. Voy a reservar todo el peso de mi voto para los pocos que realmente quiero ver en la Asamblea.

Votaré por 3 en la planilla de ARENA: José Andrés Hernández (#9), Luz Fonseca (#16) y Federico “Lico” Mejía (#19). Los últimos dos solo entran si acumulan mucho más votos por cara que los demás. Recomiendo marcar sus caras.

Voy a razonar mi voto: José Andrés Hernández es un candidato fuera de serie. Fue candidato a alcalde de Mejicanos en 2015. Casi fue electo, a pesar del voto de castigo contra ARENA por la pésima gestión de su alcaldesa saliente. Me convenció, porque hizo algo muy inusual para candidatos: Siguió con su sistemático trabajo en las comunidades durante los tres años entre elecciones. Es un hombre con gran vocación de servicio, y muchos en su propio partido han intentado bloquearlo por su criterio de independencia ante imposiciones indebidas de la cúpula. Será un buen diputado, que se concentrará en desarrollo local y creación de empleos.

Luz Fonseca
fue electa concejal en la alcaldía capitalina. De toda la bancada de ARENA, es la que más ha dado dolor de cabeza a Bukele. Es la concejal que lo señaló como el bully que es, denunciando en público el caso del “manzanazo”. Si defendió a una concejal del FMLN contra su propio alcalde, hará lo mismo en la Asamblea y en su fracción. Va a luchar por legislación que promueva la instalación de guarderías en empresas, en los mercados y en las comunidades, para fortalecer las familias y sus oportunidades de empleo.

“Lico” Mejía
es uno de muchos profesionales y empresarios hartos de la mala política que produce malos servicios para los ciudadanos. Decidió lanzarse de candidato para introducir a la Asamblea (y a ARENA) racionalidad, humanismo, profesionalismo y sensibilidad por los problemas sociales. Necesitamos de diputados-ciudadanos para renovar la política.

Votaré cruzado. Le daré mi voto de preferencia al abogado Raul Betancourt, quien ocupa la casilla #1 del PDC. Será un diputado incorruptible, con principios humanistas y valentía a enfrentar la corrupción en todas sus formas. Un defensor de la independencia judicial, de los contrapesos y controles al poder ejecutivo, de la libertad empresarial, pero también de los derechos sociales. Tengo dudas del PDC actual, pero confianza en Betancourt, quien se identifica con la Democracia Cristiana europea y su concepto de la economía de mercado social.

Mi último candidato se llama Jorge Mario Meléndez, es un economista egresado de la ESEN – y socialdemócrata. Va en la casilla #1 del PSD. Aunque tengo dudas si el PSD tendrá la capacidad de constituir una genuina fuerza socialdemócrata independiente tanto de la izquierda autoritaria del FMLN como del populismo de Bukele, daré el beneficio de la duda a este joven que se propone intentarlo. Me gusta la idea de un socialdemócrata en la Asamblea.


Entonces, esta es mi planilla personal para San Salvador: Jorge Andrés Hernández (#9/ARENA), Luz Fonseca (#16/ARENA), Lico Mejía (#19/ARENA), Raul Betancourt (#1/PDC) y Jorge Mario Meléndez (#1/PSD).

planilla SS-marcada.png



Si votaría en La Libertad, solo marcaría la cara de dos mujeres, ambas de ARENA: Felisa Cristales (#5), quien retomaría la lucha de Juan Valiente por la renovación de ARENA y de la Asamblea. Y Karla Hernández (#2), quien como diputada ha mostrado valentía y criterio de independencia.


planilla LL-marcada.jpg


Si fuera habitante de Antiguo Cuscatlán, apoyaría al candidato propuesto por CD/FMLN, Luis Rodríguez. Al fin alguien reta a la alcaldesa eterna Milagro Navas de ARENA con propuestas audaces y sin tinte ideológico.

Si votaría en San Vicente, lo haría por Roberto Angulo (#2), el candidato del PCN en la coalición ARENA/PCN. Es un político de la vieja escuela, pero más abierto a la renovación que muchos de los jóvenes. Y más que los candidatos de ARENA en este departamento. Si votaría en Santa Ana, lo haría por el #4 de ARENA: Josué Godoy (#4 de ARENA) y Javier Palomo (#2/ARENA).

En los demás departamentos, no me atrevo dar recomendaciones, porque no conozco a los candidatos.

Los candidatos que he recomendado representan 4 partidos diferentes, pero que tienen mucho en común: racionalidad, honestidad, coraje, y compromiso social. Que viva el pluralismo político.

***


Al lector inteligente: El poder del voto de castigo


Estimado amigo:
Ayer publiqué una columna titulada “Mi voto razonado”, pidiendo que su voto sea selectivo – y dando mis recomendaciones por quiénes votar. Pero el voto selectivo también tiene otro componente: el castigo a los malos diputados y candidatos.

Hay una serie de personajes en la Asamblea que tienen la responsabilidad de la mala imagen de este órgano del Estado y por las malas políticas que resultan de sus decisiones. Hay que identificarlos con nombre y apellido, y castigarlos negándoles el voto. El voto por cara nos da el poder de hacerlo.
Malos diputados hay en todos los partidos. No es una cuestión de ideología, sino de la falta de integridad personal.

Francisco Merino
ha sido protagonista de todos los chanchullos en la Asamblea. La forma de castigarlo: Votar inteligente. Si usted es votante del PCN en el departamento de Santa Ana, vote con orgullo por su alcalde azul, pero no por la planilla del PCN. Su partido saldrá más fuerte sin Chico Merino.

Guillermo Gallegos
está haciendo la campaña más tóxica de todos, jugando con los sentimientos y miedos de la gente. Aboga por más violencia, la pena de muerte, por armar grupos de exterminio. Además es corrupto, como demuestra la donación de medio millón de dólares de fondos públicos a una ONG fantasma de su esposa. La receta para quitarle poder tiene que ser radical: Ningún voto por GANA.

Milagro Navas
es alcaldesa de Antiguo Cuscatlán y miembro del COENA. Maneja su alcaldía como un feudo personal – y su poder en el partido para bloquear la renovación. Los que tienen el poder -y la responsabilidad- de castigarla son los votantes de ARENA. O votan por Luis Rodríguez, quien va por la coalición CD/FMLN (pero no es cuadro del Frente) – o si no tienen el valor de marcar la bandera del FMLN, usen el voto nulo o en blanco para mandar un mensaje claro a su partido. Apoyen a los mejores candidatos a diputados de su partido, pero nieguen el voto a Milagro Navas. Esto se llama voto inteligente.

Si usted es votante del FMLN, sabrá cuales son los candidatos nuevos que pueden recuperar la confianza en este partido. Voten selectivamente por ellos. No voten por los dirigentes que son responsables del descrédito que la gente tiene por su partido: Nidia Díaz, José Luis Merino, Blandino Nerio, el Diablito Ruiz, Zoila Quijada. No voten por fracasados como Benito Lara o Jorge Schafick Handal jr. Ustedes sabrán cuales de los candidatos nuevos pueden hacer un mejor trabajo.

Si usted es votante de ARENA, use el voto por cara para castigar a los personajes que más daño han hecho a su partido. Está en sus manos quitarles el poder a quienes han abusado de el para bloquear la democratización de su partido, como Alberto Romero y César Reyes. Está en su poder eliminar de la fracción de ARENA a diputados como Gustavo Escalante, Ricardo Velásquez Parker y Bonner Jiménez, quienes a ustedes mismos les dan vergüenza ajena. Está en sus manos que tampoco lleguen a su fracción diputados nuevos como Guillermo Portillo, promovido por los dinosaurios para fortalecer su control.

Su voto tiene el poder de castigar y de premiar. Úsalo, es el único poder que tiene. Saludos,


44298-firma-paolo
(Segunda Vuelta)

No hay comentarios: