Carta al ministro de Seguridad: La incapacidad de aceptar errores y consejos

Estimado comisionado Landaverde:
A un ministro que no escucha ni críticas, ni propuestas, ni recomendaciones de nadie fuera de su gobierno o partido, solo le queda la descalificación: “Las pandillas están buscando ejercer influencia sobre supuestos tanques de pensamiento”. Así reaccionó usted al análisis que planteó al Gobierno un grupo de expertos de conflictos de prestigio global. El “International Crisis Group” está compuesto por exlíderes de Estados y de organismos internacionales, expertos en seguridad nacional y otros académicos que con mucho éxito han aportado a generar soluciones a muchos conflictos en el mundo.

Solo porque les recomiendan revisar a fondo su política de Seguridad, usted les llama “supuesto tanque de pensamiento” y los acusa de haberse dejado influenciar por las pandillas. Esa es su lógica, ministro, y por eso estamos como estamos. Todos los independientes que critican sus políticas y recomiendan enfrentar la violencia con políticas que no generen más violencia, para ustedes son colaboradores de las pandillas o idiotas que se dejan manipular por delincuentes.

Uno no tiene que dejarse influenciar por las pandillas para darse cuenta que las políticas de seguridad de su gobierno no funcionan y que ponen en duda el compromiso del gobierno y de la PNC con los Derechos Humanos y los debidos procesos. Aquí ha venido Álvaro de Soto, uno de los facilitadores de nuestros Acuerdos de Paz del 1992, junto con el exembajador Thomas Pickering, para plantearles a ustedes lo mismo que ahora repite el Crisis Group: que necesitan revisar su concepto militarista de lucha contra la violencia, y ustedes, gobierno y partido FMLN, los mandaron al carajo.

Lo mismo, aunque con más diplomacia (o mejor dicho, hipocresía), le está pasando al embajador Benito Andión, quien como enviado especial de Naciones Unidas está tratando de facilitar acuerdos nacionales, que obviamente tienen que incluir el tema seguridad. Aunque fue el mismo presidente Sánchez Cerén quien pidió al Secretario General de este organismo que enviara a este facilitador, igual se niega a escucharlo.

Tampoco aceptan señalamientos de parte de la UCA, de la Iglesia, de los medios, ni siquiera del Departamento de Estado. ¿Será que todos ellos también son víctimas ingenuas o cómplices de la influencia de las pandillas?

El International Crisis Group, dirigido por el francés Jean-Marie Guéhenno, que durante 8 años fue jefe de las operaciones de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas, recomienda al gobierno salvadoreño “exonerar a los facilitadores de la tregua acusados de asociación ilegal, como una medida de fomento de la confianza; revertir la decisión de renovar las ‘medidas extraordinarias’ contra las maras; y aprobar la estancada ley de rehabilitación”.

Entiendo que este tipo de recomendaciones no les gustan. Pero alguien incapaz de considerar un análisis, solamente porque no le gusta que cuestionen sus políticas, jamás debería ser ministro, mucho menos de Justicia y Seguridad.

Saludos,

(MAS!/El Diario de Hoy)


 

No hay comentarios: