Carta a los areneros que votarán por su nuevo liderazgo: No tienen derecho a equivocarse

Hoy que se hizo moda declarar apoyo a su candidato preferido a la presidencia de ARENA, hasta a mí me preguntan a quién voy a endosar y cuándo.

Les dije que no voy a promover a nadie.

-¿Por qué?, me preguntaron, también recomendaste candidatos a diputados.

-Sí, porque como ciudadano me toca elegir diputados. Pero yo no soy miembro de ARENA, no me tocará votar por sus autoridades.

Por ejemplo, el columnista Rafael Castellanos ya se pronunció, en su última nota, a favor de uno de los candidatos.

Rafael también declaró su apoyo al ministro de Seguridad y al director general de la PNC, certificando su buen trabajo a pesar de los 7995 homicidios desde que asumió el gobierno cuya política de seguridad representan (771 al mes, 18.4 al día); y también expresó que le encantó el reality show “Gobernando con la Gente”, al cual el presidente Sánchez Cerén tuvo a bien invitarlo en Huizúcar

Incluso si fuera miembro de ARENA, más bien emularía a Johnny Wright Sol, quien dijo que no iba a promover a ningún candidato sino apoyar a quien salga electo.

Tampoco puedo apoyar a una de la planillas, ya que por más que intento no puedo ver las diferencias políticas entre los nombres que propone Mauricio Interiano y los que propone Edwin Zamora.
En ambos grupos hay gente que me gusta porque la veo promoviendo la renovación, pero en ambos grupos igual veo políticos que en mi criterio ya no pueden aportar nada bueno. Las planillas no expresan definición política, sino más bien viejas amistades personales. Y los candidatos básicamente dicen lo mismo: renovación del partido, ganar al FMLN, acercarse a la gente…

A los miembros electores de ARENA más bien les recomiendo escoger al próximo líder de su partido haciéndose tres preguntas básicas:

1. ¿A quién de los candidatos ustedes pueden imaginar parándose enfrente de los ex presidentes Cristiani y Calderón Sol para decirles: Gracias por su consejo, pero ya no vamos a permitir que ustedes conspiren dentro del partido?

2. ¿A quién de los candidatos a presidir el COENA creen capaz de reunir a los empresarios, convencerlos de ayudar a financiar la campaña de ARENA, pero sin permitirles que veten o dicten políticas o candidatos?

3. ¿Quién de los líderes propuestos a dirigir la oposición tiene el valor de tomar posiciones de principios, aunque a corto plazo vayan contra la corriente de la opinión pública? ¿Y a quién creen capaz de explicar y defender estas posiciones frente a la nación hasta que cambie la opinión pública?

4. ¿Quién de los candidatos tendrá la fuerza para unir no solo al partido ARENA, sino a toda la amplia y plural corriente opositora que existe en la sociedad civil al proyecto autoritario del FMLN? O sea, ¿quién de los candidatos entiende la necesidad de construir para el 2018 y 2009 una nueva mayoría electoral, mucho más allá de una posible alianza de partidos?

Cuando digo unir al partido, tengo que agregar dos cosas: Primero, solo uniendo al partido se podrá construir esta nueva mayoría de ciudadanos. Segundo, no me refiero a superar la diferencia de opiniones y convicciones, sino de respetar la pluralidad, hacerla respetar y unirse alrededor del propósito común: ganar las elecciones y cambiar el rumbo del país hacia crecimiento y desarrollo integral e inclusivo.

Si ustedes eligen su liderazgo con estos criterios, no se van a equivocar. Y dejen que lo diga alguien de fuera del partido: No tienen derecho de equivocarse. Ni ahora que están por definir el rumbo del partido, ni después cuando elijan candidatos para el 2019. No se pueden equivocar. No otra vez.

Saludos,

44298-firma-paolo

(MAS!/El Diario de Hoy)