Carta al Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana

Estimados consejeros:
Según el gobierno, Ustedes son el verdadero ente rector de la política de seguridad. Según el presidente, el plan de Seguridad para el cual está buscando 2,000 millones de dólares, no es invento de su gobierno; sino más bien el gobierno adoptó el “Plan El Salvador Seguro”, que es resultado de la amplia participación y del consenso de todos los sectores que participan en el Consejo.

Okay, esto es la teoría y la posición oficial del gobierno. Veamos si es cierto. Veámoslo en un caso concreto…

El sábado 26 de septiembre, como a las 23 horas, unos 100 agentes de la PNC y varios fiscales irrumpieron en una fiesta bailable en el Club Social Deportivo Vendaval en Apopa y detuvieron a 231 jóvenes. Según testigos, no sin antes humillarlos, patearlos, insultarlos.

Screen Shot 2015-10-05 at 7.19.45 PM
A todos los 231 jóvenes, incluyendo a los raperos que estaban cantando en la fiesta, se los llevaron a la delegación policial. Todos los medios reportaron esta operación de detención masiva, con fotos y videos impresionantes. Siguiendo las declaraciones de FGR, PNC y del ministro de Seguridad, los medios reportaron la captura de pandilleros que estaban planificando actos terroristas en el lugar de la fiesta. Un tuit de la oficina de prensa de la Fiscalía General dijo: “Oficina fiscal de Apopa informa de 231 pandilleros detenidos en procedimiento de esta madrugada.” Y según un medio digital cercano al partido de gobierno, llamado el periodista.cm.sv, “el ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara confirmó que dentro de los detenidos se encuentran cuatro cabecillas.”

Como todos sabemos, ya el siguiente día la PNC comenzó a liberar a la mayoría de los detenidos, porque no habían encontrado ninguna razón que justificaba su detención: no tenían ordenes de arresto, ninguno estaba conocido como cabecilla o miembro activo de una pandilla, no les había encontrado ningún ilícito.

1443377872197

Quedaron detenidos 92 jóvenes hasta la audiencia, que se celebró los días 1 y 2 de octubre en el Juzgado Especializado de Instrucción “B” de San Salvador. Aunque la fiscalía solicitó cambiar el delito y procesar a los detenidos bajo la Ley Especial contra Actos de Terrorismo (y a los 3 raperos por “apología de delito terrorista”), la jueza resolvió que no había ninguna prueba que justificara mantener detenido a ninguno de los 92 acusados.


Screen Shot 2015-10-05 at 7.24.01 PM


Quiere decir, que de los 231 jóvenes arrestados y acusados por la Fiscalía de actos terroristas, ahora ninguno se encuentra detenido, porque a nadie le encontraron razón para mantenerlo en prisión. Repito: de 231 capturas de supuestos pandilleros, ni una sola resultó procedente.

Quiere decir que los 231 jóvenes de Apopa no son pandilleros; mucho menos cabecillas, como dijo el ministro; y tampoco terroristas, como dijo el Fiscal General. Por que en este caso, estarían presos.

1 de octubre, inicio de la audiencia. LPG repiorta: "De acuerdo con los abogados defensores, la FGR pidió que se procesaran por organizaciones terroristas, estipulado en la Ley Especial contra Actos de Terrorismo y tres de ellos por Apología del Delito."
1 de octubre, inicio de la audiencia. Foto: LPG

Entonces, estimados consejeros de Seguridad Ciudadana, ¿saben qué son estos 231 jóvenes de Apopa? Son los famosos “jóvenes en riesgo”, de los cuales están llenos los análisis y los planes que ustedes suelen producir en serie. Ellos son los sujetos principales de todo el catálogo de medidas de prevención de su “Plan El Salvador Seguro”. Ellos y sus familias son precisamente los destinatarios de los programas para los cuales ustedes está buscando 2 mil millones de dólares. En caso que nunca los hayan visto en persona, vayan a Apopa a verlos: son los jóvenes en los cuales ustedes quieren invertir 2 mil millones de dólares.

Screen Shot 2015-10-05 at 7.41.23 PMScreen Shot 2015-10-05 at 7.41.39 PM 


Pero entonces, ¿por qué la PNC y la Fiscalía, que también son parte de su Consejo, los detiene y maltrata sin tener una solo prueba contra ellos – y con esto tal vez los empuja más hacía la violencia?
Les solicito que investiguen el caso de Apopa. Que hablen con todos los involucrados, incluyendo los jóvenes que fueron detenido y luego liberados, incluyendo los que organizaron esta fiesta, y por supuesto los jefes policiales y fiscales.

Ustedes, si quieren tener credibilidad con su plan de prevención, tienen que pronunciarse para evitar que un fiscal desesperado por su reelección les mande a arrestar como terroristas a todos los “jóvenes en riesgo” que ustedes quieren “rescatar”.

Si no investigan un caso como el de Apopa (ni hablar uno que otro de las “masacres”), nadie les va a creer que no son la pantalla, la cara bonita, para la política de represión y confrontación del gobierno.
Una última pregunta, estimados consejeros: ¿En serio van a avalar que acusen y persiguen a los músicos por sus textos de rap? ¿Van a avalar nuevamente una censura y penalización de expresiones artísticas? Tampoco creo que esto abona a la prevención.

Saludos,
firma paolo 
(Mas!/El Diario de Hoy)