El muro no se cayó por casualidad, fue derrumbado por los mismos ciudadanos

En la noche de jueves 2 de octubre, la embjada alemana invitó a una recepción en honr del Día de la Unidad Alemena, con el cual Alemania celebra año su reunificación el 3 de octubre del 1990, luego de 45 años de vivir dividos por la "cortina de hierro" de la postguerra. Reproducimos aquí el discurso del señor embjadaor de Alemania en El Salvador,  Lic. Heinrich Haupt.

El proceso de unificación de Alemania comenzó con la caída del muro de Berlín en el otoño del año 1989, es decir 25 años atrás.

Recordando este grato aniversario, no olvidemos lo esencial: El muro no se cayó por casualidad, fue derrumbado por los mismos ciudadanos de Alemania del Este.

Ellos – igual que sus vecinos detrás de la cortina de hierro– ya no soportaban vivir bajo el sistema autoritario del llamado “Socialismo”:

-       Un sistema por medio del cual el partido comunista se había apoderado de las instituciones del Estado y expropiado a la empresa privada, irrumpiendo en casi todas las esferas de la vida humana;

-       Un sistema dictatorial que negaba los principios del Estado de Derecho y los derechos humanos, suprimiendo la libertad de expresión, el derecho al voto y las demás libertades ciudadanas,

-       Un régimen que hacía promesas de bienestar social imposibles de cumplir después de haber destruido las fuerzas productivas del país.

Este rechazo popular del socialismo autoritario no es sólo un hecho del pasado. Hoy día lo viven los jóvenes en Hong Kong que se están lanzando a las calles para exigir sus derechos democráticos. El rechazo al socialismo en el siglo XXI como en el siglo XX demuestra que es un sistema obsoleto, tanto en Asia como en Europa y también en América.

Los ciudadanos liberados europeos optaron por el proyecto democrático occidental, se incorporaron a la Unión Europea que les trajo libertad, democracia y bienestar social, gracias a sistemas políticos y económicos eficaces y justos, garantes de un bienestar sostenible.

También optaron por una institucionalidad fuerte, separación de los poderes del Estado y respeto por una Constitución democrática – valores clave también anclados en la Constitución de El Salvador – Constitución que es interpretada y protegida de manera profesional y valiente por los cinco Magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, pilar de la democracia salvadoreña, valorada y respetada tanto por el pueblo salvadoreño como por países amigos como Alemania.
  
Aquí en El Salvador y Centroamérica la Alemania unida se ofrece como un socio fiable en tres áreas de interés mutuo: El desarrollo económico;  cooperación y la cultura.

1. Economía

Todos sabemos que en la economía, el comercio y la inversión sólo una empresa privada dinámica crea empleo, perspectivas sanas para los jóvenes e ingresos para todos, incluso para las arcas del Estado.

La empresa privada alemana está participando en este empuje que necesita la economía salvadoreña. Tiene una presencia visible en El Salvador:

-       En concreto, la amplia variedad empresarial y educacional alemana activa en el país se presenta en la actual 10ª Feria Industrial organizada en el CIFCO por la Asociación Salvadoreña de la Industria, ASI, la que esta mañana inauguró el Sr. Presidente de ASI, Dn. Javier Simán, junto con el Sr. Vicepresidente de la República, Dn. Oscar Ortíz, Comisionado presidencial para la inversión. Ambos llevaron un mensaje claro de que la empresa privada, dentro de un marco constructivo asegurado por el Estado y un sector público eficiente, sería el factor decisivo para desarrollar el gran potencial humano y económico que tiene El Salvador. En este contexto es de especial relevancia la iniciativa “talento 100% salvadoreño” – expresión de una alianza estratégica entre la ASI y las universidades del país.

-       Tal interacción positiva entre la empresa, el mundo académico y el sector público nos recuerda el concepto de la “Economía Social de Mercado”, base del éxito económico de Alemania en las últimas siete décadas; explica el creciente optimismo de empresas e inversionistas alemanes reunidos en la Cámara Alemana-Salvadoreña de Comercio e Industria.

Para Alemania, dentro de su concepto de “Economía Social de Mercado”, el guión principal de una política económica responsable es “Menos deuda y más competitividad”:

-       Menos deuda – porque no es justo vivir a costo de generaciones futuras, y
-       Más competitividad – porque sólo una economía eficaz y productiva es sostenible y garantiza un empleo digno y los ingresos presupuestarios necesarios para poder financiar la salud, la educación pública y la asistencia social.

2. Cooperación

Con respecto a la cooperaciión alemana en la región centroamericana, cuya inversión total excede hoy los 500 millones de dólares, se concentra en temas con futuro como

-       la recuperación económica,
-       la sostenibilidad y transparencia fiscal,
-       la prevención de la violencia,
-       las energías renovables,
-       la protección del medio ambiente y
-       los retos del cambio climático.

Con miras a la prevención de la violencia juvenil, el proyecto PREVENIR se esfuerza para dar perspectivas de educación, formación profesional y estabilidad económica a los jóvenes en los departamentos de San Miguel, La Paz y Usulután. También tenemos listo un millonario proyecto de cooperación financiera para la construcción de espacios seguros deporti-vos, culturales, educativos y otros para los jóvenes en todos los municipios del país.

Quisiera resaltar en este contexto la profesionalidad y el gran empeño de los actores de la cooperación salvadoreña, tales como el Viceministerio de Cooperación, el FISDL, un gran número de alcaldes, Adescos municipales, ONG’s, asociaciones de la sociedad civil y muchos otros quienes, en alianza con los expertos de la Cooperación Técnica Alemana, GIZ, nuestro Banco de Desarrolo KfW y mis colegas de la Embajada, son socios de eficacia, dedicación y confianza.

En este contexto me es grato expresar un especial agradecimiento a la Secretaria General del SICA, Dra. Victoria de Avilés, quien junto con sus colaboradores acaba de llevar a cabo durante los últimos días unas fructíferas consultas con el Director del Gobierno alemán para la Cooperación con Centroamérica y el Caribe, señor Klaus Krämer, y su Delegación, aquí presentes. Entiendo que identificaron varias posibilidades para profundizar la cooperación entre Alemania y el Sistema Centroamericano de Integración, SICA, del cual Alemania ha sido observador desde hace muchos años, y también con el BCIE.

3. Cultura

De igual manera me es grato recordar la excelencia de la vida cutural salvadoreña:
La cooperación con personalidades como el Doctor Ramón Rivas, nuevo Secretario de Cultura de la Presidencia, el Maestro Germán Cáceres de la Orquesta Sinfónica, la Orquesta Juvenil, y con instituciones como Radio Clásica, el Patronato de Reconstrucción Cultural de Suchitoto y muchos otros que nos han dejado experiencias enriquecedoras gracias al gran potencial artístico que existe en todos los niveles y regiones de la tierra cuscatleca.

La contribución alemana a la vida cultural salvadoreña la debemos en especial a dos instituciones, al Foro Cultural Alemán-Salvadoreño, que organiza con mucho ahínco docenas de eventos culturales cada año y la Escuela Alemana San Salvador.

Es por eso que para mí motivo de alegría y satisfacción dar a conocer, que la Escuela Alemana San Salvador – en vísperas de celebrar los 50 años de su fundación – inaugurará mañana un edificio nuevo con muchas aulas adicionales y renovadas, ampliando su capacidad académica a más de mil alumnos. Esto constituye una importante inversión común de la misma escuela y del Gobierno alemán en la educación y en los jóvenes.

Hablando de cultura vale resaltar también la cultura física: Quisiera citar como un ejemplo destacado la excelente labor de la Fundación Educando a un Salvadoreño, FESA, con la cual la Embajada ha colaborado en el año pasado y que nos ha apoyado con su entusiasmo durante la memorable partida del Final del Campeonato Mundial del Fútbol que celebramos juntos en el CIFCO .  Tengo la impresión que, con los importantes esfuerzos que están haciendo los deportistas salvadoreños, tienen un futuro prometedor.

Para concluir quisiera destacar que Alemania - país cofundador de la Unión Europea que hoy cuenta 28 Estados miembros que forman un mercado unificado de 500 millones de habitantes - está lista para trabajar juntos con nuestros socios salvadoreños y centroamericanos en su largo camino de crear un bienestar sostenible basado en la competitividad, la eficacia, la responsabilidad fiscal y una empresa privada con ética social.

El Salvador tiene toda la razón para ver el futuro con optimismo, porque tiene un potencial considerable:

Tiene gente laboriosa, inteligente, educada y con espíritu emprendedor, una sociedad civil activa,
empresarios, profesionales y trabajadores de calidad, una vida cultural rica, una Constitución democrática, un estado de derecho y separación de poderes, una tradición de elecciones libres, transparentes y limpias, modelo para la región, yun gran potencial económico.

Y, para no olvidar un factor más de gran importancia, tiene un gran número de amigos en el mundo, no sólo Alemania, pero muchísimos países más, algunos de ellos representados hoy aquí en este bello salón.

Queridos amigos, agradeciéndoles su paciencia y atención, les invito a brindar conmigo en pro del bienestar de nuestros pueblos y de la amistad entre Alemania y El Salvador, entre Europa y América Central.