"Estamos listos para producir": Conversaciones con pandilleros, parte 2 de "EL RETO PANDILLERO"

Paolo Lüers: Hay una acusación de que los mediadores les están facilitando los medios de comunicación, por ejemplo celulares, para que ustedes puedan coordinar con sus bases afuera. Dicen que es un retroceso, porque antes las autoridades habían logrado aislarlos en Zacatecoluca. Hay una preocupación: ¿Quién garantiza que la cadena de mando reconstruida, la reestructuración de la organización y los mejores canales de comunicación con sus bases afuera, que ahora están usando para reducir los homicidios, mañana no serán usados para un fin negativo?
"Diablito": Esta acusación la leímos en los diarios. Es una lástima que a las personas que han tenido la valentía de acercarse y echarse en el lomo este proceso y decir "le voy a hacer huevos, aunque pierda la vida" las atacan para arruinar su imagen, para que este proceso se venga abajo. Ojo, desde un principio dijimos: si a los facilitadores los hacen a un lado, o si tratan de hacer algo sin estando ellos de por medio, ponen en peligro todo. No vamos a participar en ningún proceso donde esté fuera monseñor Fabio Colindres o donde esté fuera Raúl Mijango.
Sobre nuestra comunicación con las bases: pues, para cambiar el pensamiento y para que las cosas se hagan positivamente tiene que haber una clase de información. Cómo lo hacemos y quién lo hace, pues esas son cuestiones de astucia, papá.
Tengo entendido que de cualquier manera, aunque no existiera esa mediación y antes de los traslados de Zacatecoluca para acá, ustedes nunca perdieron la capacidad de comunicarse de alguna manera con sus bases.

"El Diablito": Las autoridades lo tienen claro.



Para ustedes, Raúl Mijango, ¿qué representa? ¿Es un aliado, es un vocero de ustedes, es un mediador, o es el encargado que indirectamente por parte del gobierno se relaciona con ustedes?
"Diablito": A Raúl lo conocimos a través de sus libros, conocimos la visión que tiene. Muchos de nosotros aquí, quizá el 90% de los que estamos aquí, somos lectores, y quizá el 50% de los que estamos por aquí somos lectores empedernidos de aquellos que nos dan un libro y no lo soltamos. Necesitábamos alguien que estuviera fuera de la política, pero que la entendiera, y Raúl era una de esas personas, y decidimos que él podría ser un interlocutor. Porque tampoco nos pueden mandar a cualquiera.
Raúl no es un aliado nuestro, en el sentido de que tiene alguna conexión criminal, algún pacto con nosotros, sino que simplemente lo aceptamos como interlocutor. Y créeme, es un huevo para él asumirlo.

¿Podría incluso haber peligro para Raúl?
Ese hijo de su madre podía perder la vida si algo salía mal. Tenemos un montón de enemigos declarados y ocultos.

Pero esto no hubiera funcionado si Raúl no hubiera tenido al mismo tiempo una relación de mucha confianza con el ministro Mungía Payés...
 "Diablito": Pero no sabíamos esa información.

¿No sabían de la relación de confianza que tiene Raúl con el ministro?
"Diablito": No la sabíamos. Sabíamos qué clase de trato tenía monseñor como capellán militar. Nos fuimos basados en aquello de que era un gran huevo lo que íbamos a hacer, entonces nos tomamos una frase célebre: "Las acciones grandes y honorables vienen acompañadas de grandes dificultades, y deben enfrentarse con coraje responsable". Entonces estas dos personas tenían el coraje para enfrentar a un montón de detractores y enemigos...

El tema central que surge son las extorsiones. Hay un discurso que ha mantenido Raúl Mijango, a veces no muy feliz, y que ha retomado el presidente, de una manera aún menos feliz, diciendo que si no se crean vías alternativas de subsistencia, no solamente para ustedes los pandilleros dentro y fuera de los penales, sino para todo el contorno, familias y comunidades alrededor de ustedes, nadie les puede exigir que eliminen las extorsiones. Y así pasan la pelota de la cancha de la empresa privada que tiene que crear empleos para ustedes si no quieren que fracase la tregua... Obviamente un tema espinoso, me imagino que ustedes lo entienden. Y la gente afectada por las extorsiones dice: Me han extorsionado durante años y ahorita a estos babosos les van a crear empleos, y no a mi hijo que no ha sido pandillero, sino que ha estudiado y busca trabajo... ¿Qué le contestan a alguien que dice eso?
"Diablito": El tema de extorsiones, como dijiste, es delicado. Nosotros lo seguiremos analizando y dialogando para poderlas disminuir, erradicar, no sé la palabra adecuada que tiene que ir en esto. Entiendo al pueblo cuando dice: Soy una persona honrada, me han extorsionado, y para mí no hay trabajo, pero para los pandilleros sí.
En las estadísticas manejan que de 10 extorsiones ocho son dirigidas desde los centros penitenciarios. ¿Por qué se dan las extorsiones desde los centros penitenciarios? En el recorrido que hagamos aquí en el penal te vas a dar cuenta por qué. Mientras no podamos trabajar aquí en el penal va a estar bien difícil que podamos resolver este problema de las extorsiones. Hay que generar las condiciones. Entiendo lo que el pueblo salvadoreño dice, pero tienen que entender que es obligación del Estado, como dice la ley, crear las fuentes de trabajo dentro del sistema carcelario. Aquí en el recorrido que hagamos te vas a dar cuenta de que prácticamente no hay nada que hacer.

Entonces, siguiendo esta idea, si hubiera una iniciativa, que tampoco puede funcionar de hoy a mañana... 
"Diablito": Es a mediano y largo plazo.

... de crear, como existe en otros países, talleres de trabajo, fabricas incluso adjuntas a los penales, donde ustedes pueden trabajar, y si se encaminara a proyectos en esa dirección, ¿esto sería una señal para ustedes de que la sociedad está respondiendo?
"Diablito": Sería una señal de que la sociedad responde y quiere participar en este proceso. El "Sirra" te va a dar un comentario acerca de esto.

"El Sirra": Quiero hacer un llamado al pueblo, a los empresarios y a toda aquella persona que quiera participar en esto para que este proceso siga adelante. Nosotros aquí tenemos diferentes áreas donde se puede trabajar, donde nuestros compañeros se pueden reinsertar y pasar ocupados y productivos. Tenemos la sastrería, con alrededor de 100 que están capacitados a trabajar en sastrería, pero necesitamos apoyo; sólo tienen dos maquinas. Tenemos unos listados de materiales, tenemos un documento también que lo vamos a enviar a quien corresponda.

Toda la población de ustedes aquí son como 2,400. ¿Cuántos quisieran trabajar? ¿Todos?
"El Sirra": Casi todos. Pero va por grupos esto, en diferentes áreas y paso por paso. En costura pueden empezar a trabajar en el momento que nos proporcionen las máquinas y los materiales y nos den permiso de arreglar los locales.

¿Al armar esto ya estarían listos para producir?
"El Sirra": Listos para producir, papá. Aparte de esto hay una buena parte de compañeros dispuestos a aprender también el oficio.

¿Y en otros oficios?
"El Sirra": Tenemos la panadería. Aquí no contamos con todo el material necesario, sólo son tres hornos y sólo uno sirve. Si recibiéramos hornos y una buena cantidad de materiales, un montón de compañeros empezaría a trabajar lo del pan. Y otro montón de grupos de aprendizaje también.
Tenemos otro grupo que hace zapatos chivos, serigrafía, pinturas, óleos. En la carpintería sólo hay trabajo para como 40, cuando aquí alrededor de 300 manejan carpintería. Muchos compañeros van para afuera y sería bueno que salgan capacitados y con experiencia y disciplina productiva.
Ok, yo sé de algunos empresarios que podrían entrar en esto. ¿Qué les dirían ustedes a ellos?
"El Sirra": Si ellos están dispuestos a invertir, nosotros estamos dispuestos a trabajar. Listos a trabajar los tres turnos. Unos porque ya se desempeñan en ciertas áreas, otros ansiosos a aprender.

Si yo me siento con un empresario y cuento lo que tú me acabas de explicar me va a decir: Pero ellos son delincuentes, a lo mejor son vagos, acostumbrados al dinero fácil y el vacile... ¿Cómo los voy a convertir en fuerza laboral? Creo que ellos se podrían sorprender de la disciplina que ustedes tienen, cuando deciden entrar en esto por decisión colectiva. Tengo entendido que ustedes lo que invertirían es precisamente esto: la organización, la disciplina, no entrarían como individuos, como en cualquier fábrica afuera. ¿Es así?
"Diablito": Mirá viejo, a los empresarios no les hacemos un llamado, sino un reto a que vengan a probar. Acerca de la disciplina laboral, aquí estamos dispuesto a trabajar las 24 horas si las autoridades generan las condiciones y si conseguimos las herramientas que se necesitan. Podemos formar ya unas minimaquilas de ropa y zapatos. Tenemos otra idea: aquí hay alrededor de 100 camaradas nuestros que son bilingües. En Estados Unidos en ciertas prisiones trabajan en call center. Así que no sólo son expectativas a mediano y largo plazo, algunas son medidas inmediatas. Sólo ellos tienen que traer la maquinaria.


¿Serían proyectos pilotos para probar que se puede? ¿Ese es el camino?
"El Diablito": Los retamos, y verán que se puede. De ahí siguen los planes a mediano y largo plazo, donde hay que instruir a la gente y preparar infraestructura. Pero hay medidas que pueden ser inmediatas. Si hay alguien que quiera asumir este reto, pues lo invitamos a que venga, y aquí tenemos los proyectos para discutirlos. Y si hay alguien que quiera asumir este reto con más responsabilidad, preparar a la gente, instruirla y hacer gente profesional laboralmente, que venga y aquí y discutamos los proyectos que nosotros pensamos hacer.
Siempre contando con las ideas nuestras, porque si alguien inventa un proyecto por allá fuera, está haciendo castillos en el aire sin contar con nosotros. Está históricamente comprobado que han fracasado todos los proyectos que se han hecho sin las opiniones de nosotros, sin las ideas de nosotros. El montón de millones se han ido a las bolsas de ciertas personas, pero nunca han ayudado a la rehabilitación y a que la gente que viene de pandillas cambie su estilo de vida, porque no han sido tomadas en cuenta.

Démosle vuelta a la tortilla: Si algún empresario viene y dice Ok, ustedes siempre dicen que quieren trabajar, yo los reto a ustedes, yo pongo aquí las máquinas, ¿ustedes aceptan el reto?
"El Diablito": Que vengan, que traigan la instrucción. Tiene que tener primero las agallas, segundo los recursos y tercero saber que este es un proceso que hay que ponerle fe.

Para cerrar este capítulo, les voy a reproducir un diálogo bien común en muchísimas pláticas. La gente dice: Y en un país de desempleo, cómo vamos a tener de repente miles de empleos precisamente para los que se han puesto fuera de la sociedad o contra de la sociedad. Entonces yo les digo: Momentito, tengo entendido que ellos no esperan eso, no son tan tontos. Si se genera empleo en este país, lo que esperan es que no sean excluidos de este crecimiento. ¿Tengo razón o les estoy dando paja a la gente?
"El Diablito": Es cierto, no es paja. Es la aceptación que estamos esperando de la sociedad. El hecho de que yo esté tatuado no significa que no tenga derecho a mantener a mis hijos. Hay personas que están pensando que nosotros estamos pidiendo algo que está en el cielo, estamos pidiendo lo que está en la ley, por lo que el gobierno se tiene que regir, sea el FMLN, sea ARENA, sea quien sea que esté gobernando. La Constitución no dice que ser salvadoreño es no tener tatuaje. No dice que todos los salvadoreños que no tengan tatuaje y que no pertenezcan a una pandilla tienen derecho al trabajo, a la salud, a la justicia...

¿Qué significa para ustedes que últimamente les han restablecido el derecho de tener contacto con sus hijos? ¿Qué impacto tiene esto, es una concesión, es un privilegio por portarse bien, es ficha de negociación? ¿Qué es?
"El Sirra": Es un derecho que todos tenemos, aunque estemos en la cárcel. Está en la Constitución, está en la Biblia. Todos tenemos derecho a la familia, al contacto físico con las compañeras de vida, esposas, madres e hijos. Dejar los hijos fuera del contacto de los padres estaba generando más inquietud y violencia en los presos.

Era parte de la filosofía de mano dura. Era pensando que por más jodido que tienen a los presos los van a quebrar. Obviamente la historia mostró que eso no funciona.
"Diablito": A aquellos que siguen criticando este proceso y que siguen pidiendo más planes represivos, más planes para tenernos con la bota en el pescuezo, quiero preguntarles: ¿Funcionó el plan Mano Dura? ¿Funcionó el plan Súper Mano Dura? ¿Funcionó la ley Antimaras? Pregunto a los expertos que están haciendo las críticas a este proceso: ¿Cuáles son las consecuencias de todo los planes represivos que no incluyeron una salida alternativa? Lo contesto yo solo: Sería de tontos que las autoridades, o el gobierno, y los grandes empresarios que tienen al país en sus manos, sigan con una política que está demostrada que no funciona.

Quiero llevar este punto a un nivel humano y personal. ¿Cuántos hijos tenés?
"El Diablito": Siete.

OK, te pregunto ya no como vocero de la pandilla, sino como padre de siete hijos: ¿Qué es la diferencia entre que te privan por años del contacto con tus hijos y la situación nueva, desde un mes, que los puedes ver? ¿No te hace más humano y lo otro te hizo más violento?
"Diablito": Lo primero te endura el corazón, al perder el contacto con tus hijos, las muestras de cariño, de amor, los consejos que les podés dar. Yo personalmente lo he vivido, y es precisamente lo que han vivido mis hijos. No por mi culpa, sino por las políticas represivas durante años, yo no he tenido oportunidad de poderme sentar con mis hijos. Me han tenido recluido donde no pude abrazar a mis hijos, tengo hijos de 17 años, de 16, de 15 y algunos otros menores, los que están en una situación crítica...

¿Y qué te dicen ellos?
"Diablito": Que han extrañado mis caricias, mi compañía, mis consejos, que hablemos. Que han estado confundidos durante un montón de años, porque no hemos podido hablar y compartir. Lo que generan esas clases de políticas es que en el padre y en el hijo se vaya creando un odio, como el que nosotros como pandilleros tenemos. Y los adolescentes se van alejando del núcleo familiar, porque para ellos todo es basura, no pueden ni platicar con su tata ni pedirle consejos, porque lo tienen hecho mierda. Ojo aquí, la gente inteligente tiene que ver qué clase de peligro es, están enviando a todos nuestros hijos a la calle. Yo "el Diablito" no quiero que ninguno de mis hijos viva lo que yo viví, no quiero que ninguno de mis hijos vaya a la violencia que yo he vivido.

¿Eso te motiva a seguir adelante tratando de solucionar el problema de la violencia?
"El Diablito": Me motiva y me da fuerza, no sólo a mí, sino a todos nuestros camaradas.

¿Te motiva aún más ahora que tenés contacto con los hijos?
 "El Diablito": Claro, porque las incertidumbres, las preguntas que nacen en la adolescencia son cabronas. Como padre de familia cualquier salvadoreño lo puede entender, son unas preguntas bien yucas, y de repente no estás ahí para contestárselas. ¿A quién el bicho va a ir a preguntar? Las preguntas que yo tuve se las fui a preguntar a la calle a la mara, porque no estaba mi papá.

Dijiste una cosa que te tengo que cuestionar, algo como "sin culpa mía"... Alguna culpa tendrás vos de estar en esta situación.
"El Diablito": Sí, está claro. Me refería, sin culpa que nos quitaron el derecho de ver a nuestros hijos.

Los únicos que no tienen culpa son tus hijos.
"El Diablito": La culpa de que yo esté preso es totalmente mía, la asumo, estoy pagando una condena. El juez declaró: Vas a ir a purgar una condena de tantos años, pero nunca me dijo: Te voy a quitar el derecho de ver a tus hijos.

Ustedes ya lo han dicho varias veces, pero creo que cada vez que haya un micrófono lo tienen que repetir, porque es importante: Nadie de ustedes está pidiendo que les quiten o reduzcan las condenas, ¿es cierto?
"El Diablito": Nadie pide que le quiten la condena, solo queremos que se cumpla la ley. Pero de la ley a la ley, toda la ley.

Voy a hacer una pregunta a todos: No puedo entrevistar a 25 gentes al mismo tiempo. Pero necesito saber si lo que han escuchado decir al "Sirra" y al "Diablito" lo comparten todos ustedes.
Todos: Sí. Estamos de acuerdo con eso. Somos un equipo.

Carlos Tiberio "El Spider", vos querías agregar algo sobre cómo hacer productivos los penales.

Entiendo que vos sos el encargado de esta área...
"El Spider": Correcto, esta es mi tarea. Tenemos algunos borradores de proyectos productivos. Tenemos un proyecto de una minimaquila dentro de este penal, y creo que este empresario que nos mencionaste antes de la entrevista lo puede hacer…

Ya invité a este empresario a venir conmigo aquí para hablar con ustedes.
"El Spider": Hemos elaborado todo eso, estamos esperando la oportunidad de poderlo presentar. Tenemos un borrador. El gran cague que tenemos ahorita es que no tenemos acceso a una computadora para poder elaborar de una forma bien detallada un proyecto...

Contame de los proyectos.
"El Spider": Tenemos un equipo encargado de hacer productivo este penal. El ocio carcelario es un gran problema que incita a la población reclusa a efectuar acciones negativas. Tenemos un plan piloto, dentro del cual pensamos ocupar al máximo todos los pocos espacios que tenemos, y si fuera necesario poder ampliar la infraestructura en este penal, para poder ubicar centros de producción. Es el gran reto que pensamos exponerles a los empresarios, para que puedan analizarlo y ver en qué están dispuestos a invertir.

Entonces hay proyectos que ustedes mismos hacen y donde necesitan materia prima y alguna maquinaria, y otros proyectos meramente empresariales, donde ustedes entran como fuerza de trabajo. ¿Las dos cosas son posibles?
"El Spider": Sí claro, la otra opción es emplearnos. Lo que hay que resolver es capacitación, producción, comercialización.
"Diablito": Nosotros hemos pensado en la cuestión de la maquila. Si un empresario acepta el gran reto de venir aquí, pues sería él que consiga los contratos con hospitales, alcaldías, bancos, escuelas, cualquier clase de institución que necesita uniformes.

Bueno, el Estado gasta 40 millones cada año en uniformes escolares. ¿Podrían hacerse aquí?
"Diablito": Ya me captaste la idea, viejo: nosotros producimos y ellos compran, distribuyen o venden los productos. ¿Sabés por qué hablé de trabajar en turnos las 24 horas? Mataríamos el hacinamiento, unos trabajando, otros durmiendo, y el hacinamiento en las celdas sería menos.

Retomemos la cuestión de las extorsiones, siento que no hemos ido al fondo. La inquietud principal de la población es cómo les quitan de encima el peso de las extorsiones. Hay muchas empresas pequeñas que están en situación crítica por las extorsiones. Y el país no crece por esto, por tanto no habrá empleos, ni para ustedes ni para nadie. ¿Cómo pueden hacer para reducir y en algún momento suspender las extorsiones?
"Diablito": Hay una cosa, en cada extorsión hay riesgos, es un delito penable. Podés caer preso, tus camaradas o a quien enviés van a caer preso, o quien haga la llamada. De repente la investigación te llega y estamos hablando de 10 a 20 años de prisión, por agarrar 500 dólares a la semana o al mes. Pero suponte que de repente hay una oportunidad donde vas a trabajar, vas a estar tranquilo, no vas a estar pensando que van a botarle la casa a tu mamá, a tu compañera de vida por dicha extorsión, no se la van a llevar presa... ¿Me entendés, viejito?

Sí. Pero el contra argumento es: estos babosos están acostumbrados al dinero fácil, sin trabajar. La gente no cree que ustedes están dispuestos a trabajar las ocho horas, en vez de vivir de dinero fácil...
"Diablito": La cosa es que no hay dinero fácil, viejo, siempre hay riesgos. Pero tenés razón: Este es el meollo del pedo. Necesitamos asistencia psicoterapéutica y social. Porque has formado un hábito de vida, un estilo de vida, pero de repente necesitás la terapia que te haga abrir los ojos y ver que esto te va a llevar siempre a que te sigan chingando. Es cierto, el bicho de calle puede pensar: Voy a vivir dos años tranquilo, pero al año me truena y ya nunca voy a salir de la cárcel, ya no hay esperanza, van a meter presa a mi mamá, mi hermana, mis hijos, a mis camaradas y valió verga...
Es aquí donde se necesita de urgencia el equipo técnico en los centros penitenciarios. Aquí en Ciudad Barrios no hay equipo técnico, no hay programas asistenciales ni psicológicos ni terapéuticos ni sociales; aquí no hay ni mierda. Aquí nosotros lo hacemos de sociales, nosotros lo hacemos de psicólogos, entre los mismos camaradas tratamos de decirle a los demás: hey, miren está mierda no es así, vamos por este rumbo, cambiá este pensamiento. Que bueno sería que tuviéramos profesionales que entendieran que cambiar el estilo de vida o cambiar el pensamiento o los malos hábitos de una persona es un proceso.

¿Un proceso así llevado podría llevar al desmontaje incluso de las extorsiones?
"Diablito": Nadie está hablando que esto se va a hacer inmediatamente; sería darnos casaca. El pueblo y los empresarios tienen que entender que este es un proceso donde necesitamos todos agarrarnos de la mano y decir: Bueno, vamos a darle y poco a poco esto va a ir disminuyendo. Hay que cambiar esto lo que vos decís: Este cabrón está acostumbrado a vivir haciendo ni mierda, pero hay un riesgo, ¿por cuánto tiempo va a vivir así, cuánto tiempo va a tardar la Policía en descubrirlo?

Entonces el problema se reduce a la pregunta: ¿Van a tener ustedes la paciencia y la conciencia de sostener su voluntad de mantener la tregua, mientras todas estas soluciones a mediano y largo plazo empiezan a funcionar? El miedo de la gente es que de repente ustedes digan: Eso no funcionó, no nos han dado trabajo, mejor regresemos a lo mismo. En cambio, si ustedes tienen claro que van a tener seguir dando estos pasos y sostenerlos en el tiempo, mientras las medidas que dan sostenibilidad al proceso se construya en el tiempo, entonces van a convencer a la sociedad de que van en serio.
"Diablito": Estamos dispuestos a darle sostenibilidad. Desde que nos metimos a esto sabíamos que iba a traer grandes dificultades. Estamos conscientes de que en el camino van a ver un montón de obstáculos y muchas puertas que se nos van a tirar en la cara, porque lo que hemos hecho en el pasado lo justifica. No somos unos niños que nos chupamos el dedo y no vemos el problema, las causas y las consecuencias. Hemos estudiado esto y sabemos que un montón de gente no va a creer y se va a oponer, pero es parte de la perseverancia para lograr hacer las cosas. Trabajamos en equipo y con una persona como monseñor Colindres, que nos agarra de la mano y nos dice: Vamos, aquí hay que batallar, pero no se rindan. Hay una frase del hermano Toby: "Nunca te rindas". Aquí es de rendirnos, aquí es de seguir caminando y caminando y que más adelante Dios pondrá a las personas para que esto sea sostenible.

Ok., ustedes están aquí juntos y tienen la oportunidad de hacer esa terapia, o más bien autoterapia, ¿pero cómo lo hacen con la gente afuera, cómo pueden asegurar que la gente afuera en la calle entienda este proceso y lo asuma?
"Diablito": Va positivo, hay métodos dentro de la pandilla con los que podemos tener la facilidad de entendernos entre nosotros.

Pero con los bichos que están afuera y que quizás no han estado presos, y que no tienen hijos, que no han pasado por todo ese proceso, ¿como hacen ustedes para que asimilen las decisiones que ustedes están tomando?
"Diablito": Hay métodos de cómo trasmitirles a ellos el mensaje para que ellos puedan entender que tienen que calmar la locura.

¿Hasta ahora las reacciones son positivas?
"Diablito": Hasta ahorita son positivas, pero siempre hay un pelo en la sopa. El pueblo tiene que entender que se nos puede salir una cuestión de las manos. No es que con esto queramos justificar ninguna acción, sino que la inteligencia del pueblo tiene que entender esto. Y hay una cosa que es la principal que está haciendo daño: el acoso de la Policía, no de todos sus miembros; no vamos a decir que toda la Policía está en esto. Quizás el llamado sería: vayan y capturen a la persona que ha cometido un delito o que está con orden de captura por un delito. Pero que dejen de asesinar o desaparecer a nuestros camaradas por los odios del pasado, porque esto nos complica, este es el mayor obstáculo que tenemos hasta el momento.
Quizás pedirle al director de la Policía y a la Policía en general que apliquen la ley de manera correcta y pareja. Pero toda la ley. Por homicidios de policías hay un montón purgando condenas de 50 años, pero en el centro penal de Metapán estoy casi, en un 99.9% seguro que no hay ningún policía purgando una condena porque haya matado a un pandillero desarmado. A manos de la Policía han muerto un montón de compañeros nuestros, que los han agarrado a balazos, los han matado y los presentan ante los medios de comunicación que era el más buscado. Está bien, era el más buscado, pero hay una ley que dice cuándo el policía puede usar su arma. Hay algo ilógico, los medios de comunicación han llegado, han visto el cuerpo, han visto el montón de balazos, ¿pero dónde está el arma con la cual mi compañero agredió al policía y que justifique la acción del policía? No la hay.

¿Entonces básicamente para la gente afuera, para la calle, están pidiendo exactamente lo mismo que aquí: que se aplique la ley?
"Diablito": Que se aplique la ley. Si hay alguien que tiene una orden de captura, ni modo, ha cometido un delito y hay que irlo a traer, es el trabajo de la Policía. No estamos pidiendo que suspendan las capturas. Pero no tenés idea de lo que pasa en todas las comunidades nuestras, podemos invitarte que estés ahí escondido en una casa y viendo dónde están los bichos, ellos sentados y de repente llega la Policía. Y no dicen: ¡Alto! No, de un sólo pa-pa-pa, van disparando primero, ni saben si uno de ellos está armado. Si son grupos especiales que todos andan fusil, ¿por qué entran disparado a lo loco, si han sido preparados profesionalmente, según dicen, por la mejor Policía del mundo? ¿Por qué hacen esa clase de atropello, disparan y después revisan? Si se muere el cliente, era de los más buscados, era un pandillero reconocido. ¿Sólo por eso tienen derecho a matarlo?

Ok., terminemos aquí y hagamos el recorrido por el penal. ¿Algo más que quieren agregar?
"El Sirra": Aceptá el reto, viejo, traé aquí al empresario que mencionaste. Aquí nos vamos a sentar a hablar con él y que luego que tome sus decisiones si quiere invertir o no para que este proceso pueda avanzar.Que no tome su decisión desde su oficina, sino aquí, hablando con nosotros.

(El Diario de Hoy)

No hay comentarios: