Carta a Gerson Martínez: Póngase más claro

Estimado Gerson:
Los dos precandidatos del Frente, igual que lo hicieron Javier Simán y Carlos Calleja en ARENA, adoptan un discurso de renovación partidaria. En el caso de ARENA, solo Javier Simán combinó este discurso con críticas a la dirección y la manera de hacer política de su partido – y como ya sabemos, no le fue tan bien…

En el caso del FMLN, es difícil saber si el discurso de renovación es genuino, o si solo se trata de consideraciones oportunistas de ‘corrección política’ ante una ciudadanía crecientemente frustrada con los partidos. Es una pregunta que los ciudadanos, los periodistas y los analistas tendremos que tratar de explorar en el seguimiento a la contienda interna del Frente.

El Diario de Hoy trató de hacerlo en sus entrevistas a los dos precandidatos, pero ambos no aportaron muchas luces. Los medios y los candidatos tendremos que ser más agresivos. Nosotros los periodistas, más acuciosos; ustedes, los candidatos, más francos y concretos.

Vos, estimado Gerson, fallaste en esta primera entrevista. Te preguntaron sobre la decisión del FMLN de ayudar al ex presidente Funes a exiliarse en Nicaragua, y respondiste con una generalidad (“sostengo que Gerson Martínez estará con la justicia, no importa a quien se le aplique, no importa en favor o a quien se le aplique la justicia”), y cuando pasaste a la concreción, solo hablaste de los casos Diego de Holguín y los fondos de Taiwán, o sea de acusaciones de corrupción que ustedes hacen a ARENA. Ni una palabra sobre tu ex jefe Mauricio Funes. Esto no se vale. No va con tu discurso de renovación.

Otro ejemplo: El periodista te preguntó sobre el término “centroizquierda”. Y otra vez una respuesta evasiva: “Como hombre de izquierda progresista pero con pensamiento propio, segrego un pensamiento crítico.” Entiendo que es una pregunta espinosa para alguien que pide votos a los militantes del FMLN, quienes solo conocen la palabras “centroizquierda” o “socialdemócrata” como insultos. Pero una respuesta clara hubiera sido de gran ayuda en la confusión que se ha creado en la izquierda salvadoreña, desde que Bukele y su nuevo socio Dagoberto tildan al Frente de “revisionista”, “reformista” o incluso de “neoliberal”.

La pregunta que todos nos hacemos es: ¿Hay alguien en el FMLN, tal vez Gerson o tal vez Hugo, que se atreve a decir que quiere conducir a su partido hacia una izquierda democrática, abriéndola hacia el centro de la sociedad? Pero ni Hugo ni vos dan respuestas, sino se quedan en generalidades con conciertos de violines, evitando una definición clara del rumbo que quieren dar al partido. Ambos hablan de errores cometidos que hay que rectificar, pero nadie dice una solo palabra que se desmarque de los conceptos ortodoxos y antidemocráticos de Schafik Handal, Medardo y Sánchez Cerén.

Y cuando vos decís que el FMLN ha logrado la “unidad del partido”, pero perdió “la unidad entre partido y su pueblo”, me provoca varias preguntas serias: ¿No tienes claro que el proceso de unidad del partido conducido por Schafik y Medardo fue a costa de la pluralidad de pensamientos, eliminando a todas las tendencias que olían “centroizquierda”? ¿Y qué quiere decir “el partido y SU pueblo”? ¿Tiene el FMLN su propio pueblo? ¿O asumís que todo el pueblo se ve (o tendría que verse) expresado en el Frente?


Así como hablás en este arranque de tu campaña, nadie dentro o fuera del partido entiende qué harías diferente a Funes y Sánchez Cerén. Si quieres aclararlo, me ofrezco a conducir la próxima entrevista. Tal vez lo logremos juntos…

Saludos,

(MAS! / El Diario de Hoy)


No hay comentarios: