Carta a los frustrados con la política: Cámbienla, renovando los partidos

Estimados amigos:
Hay miles de razones para rechazar la forma en que han hecho política los últimos gobiernos, tanto de ARENA como del FMLN. De ahí el desencanto con los partidos que se expresa en encuestas – y en las recientes elecciones.

Preocupados con este fenómeno, surgen voces que comienzan a exigir que hay que “transformar el sistema de partidos políticos” e incluso el “sistema Asamblea Legislativa”. No se dan cuenta que con este argumento están abriendo espacio al populismo y al autoritarismo que predican la antipolítica, como Bukele y Nuevas Ideas.

Es una falacia: El problema no es el sistema de partidos, tampoco la Asamblea – el problema son los partidos. El sistema que adoptamos desde los Acuerdos de Paz es la combinación de pluralismo político y democracia representativa. Precisamente este sistema se trata de defender y consolidar, porque es el obstáculo para las pretensiones populistas y autoritarias, no solo de Nuevas Ideas, también dentro del FMLN y la derecha. Lo que hay que transformar son los partidos, no el sistema.

Transformar los partidos no es un asunto de nuevas leyes, mucho menos de acuerdos nacionales entre los partidos – es un asunto entre cada partido y sus militantes, bases y votantes. Democracia interna, alternancia de las cúpulas, transparencia de decisiones y financiamiento de los partidos, son asuntos entre la ciudadanía y los partidos. Tanto en ARENA como a partir del 4 de marzo en el FMLN, hay tendencias de democratización. Hay que darles oxígeno desde la ciudadanía.

Los partidos que se cierran a su renovación serán castigados por los votantes. Y les van a salir competencias nuevas. Ambas cosas están actualmente pasando al FMLN. Si ARENA no se cuida en salud (o sea, en democracia interna y transparencia), le puede pasar lo mismo.

El hecho que surjan partidos nuevos, solo será una amenaza al sistema cuando surjan partidos con clara intención de cambiar el sistema. Y precisamente esto está pasando con Nuevas Ideas. Félix Ulloa, el nuevo socio de Bukele, lo dijo con claridad: “Nuevas Ideas nace con una visión revolucionaria. El sistema tradicional de partidos se agotó. Nuevas ideas plantea la refundación del Estado, le creación de una Segunda República.”

Esto quiere decir: Van por otro modelo del Estado y sus instituciones. Bukele ya lo dejó entrever, cuando dijo que su movimiento va a encontrar obstáculos “mientras no tomemos control del Tribunal Electoral.”

Y en reuniones privadas con personas que intentó de reclutar para su movimiento, Bukele ya planteó que, si él fuera electo presidente, no tendría gobernabilidad con una Asamblea dominada por sus enemigos FMLN y ARENA. Por tanto, inmediatamente habría que convocar una Constituyente para transformar las instituciones del viejo sistema.

Una Constituyente para resolver el problema de una Asamblea controlada por opositores es equivalente a un golpe de Estado. No hay forma constitucional de hacerlo. No tendrá fuerza para dar un golpe de Estado, pero en su locura mesiánica está soñando que tiene el apoyo de 80% de la población para demoler el “sistema viejo”.


Así que, está bien que todos estemos frustrados con los partidos, pero más vale que los renovemos, antes de que en serio comiencen a “transformar el sistema de partidos”.


Saludos,


Anuncios
(MAS! / El Diario de Hoy)

 

No hay comentarios: