Carta a Raúl Mijango: Hazle huevo

Querido amigo:
Hoy me dijo tu compañera: “Solo falta que le acusen de la toma de la bastilla y del cambio climático…”

La verdad es que siguen con lo mismo: acusarte de mediador. Te atreviste a servir de intermediario, que ofrece sus buenos oficios en un conflicto, que los poderes han decidido resolver a pura fuerza.

La primera acusación, en el ‘caso tregua’, fue la más directa, y si se quiere, la más honesta: Acusaron la tregua como tal, y la política oficial del gobierno de facilitarla, permitiendo que vos y otros asumieran este papel de mediadores. Esta acusación fracasó, el juez determinó que la fiscalía trató de penalizar una política pública, y que los 19 acusados actuaron en el marco institucional de esta política. Por eso, desechó el caso.

Pocos días después, la fiscalía te acusó de nuevo, pero esta vez bajo el disfraz del delito de extorsión – y como no es excarcelable, desde entonces estás en detención provisional en Mariona. Pero viendo de cerca la acusación, el fondo es el mismo: nuevamente, tu rol de mediador. Una empresa, que por años fue sujeto de múltiples extorsiones de las diferentes pandillas y sus clicas, te pidió que mediaras entre ella y las diferentes pandillas para llegar a un acuerdo que garantizara la vida e integridad de sus vendedores y motoristas. Para la fiscalía, con esta intermediación te convertiste en extorsionista.

Nuevamente estará en el centro del juicio tu rol de mediador.

Como este caso también está en riesgo de no prosperar ante la justicia, la fiscalía hace una doble maniobra: retrasa la audiencia en el caso de la extorsión, y te acumula otro delito más grave, complicidad en un caso de homicidio. Obviamente, esto aumenta la presión sobre el juez que tiene que decidir si pasa el caso de extorsión a juicio o lo desecha. De repente se entiende porqué la fiscalía había pedido suspender la audiencia programada para el 7 de febrero.

El fiscal da a conocer esta nueva imputación contra vos en el marco del ‘operativo Cuscatlán’, con sus decenas de arrestos, allanamientos e incautaciones de bienes, presuntamente frutos de financiamientos de la MS13. Pero el caso de homicidio, en el cual te quiere involucrar, no tiene nada que ver con los negocios allanados en el operativo ‘Cuscatlán’. Claro, al vincular estos dos casos, se aumentó el impacto mediático de ambos. Lo único que tienen en común ambos casos es el papel de testigos criteriados, muy en particular del famoso ‘Piwa’, que tiene dos años de colaborar con las autoridades.

¿Y cuál es el fondo del nuevo caso? Otra vez tu papel de mediador. Dice la fiscalía que vos reclamaste a los dirigentes de la MS que algunos de sus cabecillas locales no estaban cumpliendo con los compromisos de la tregua. Claro, esta era la función de los mediadores. Dice el fiscal que a raíz de tu reclamo la MS13 decidió asesinar a uno de sus cabecillas por insubordinación – y que esto te hace autor intelectual de homicidio. Pero yo soy testigo que siempre cuando se hizo este tipo de reclamos a los dirigentes pandilleros, vos fuiste enfático que resolvieran estos problemas internos, pero sin uso de violencia. Este era el rol de la mediación. Y si alguien lo cumplió a cabalidad, retando a los pandilleros, fuiste vos.

Te siguen acusando, ya por tercera vez, de los mismo: haber actuado de mediador.
Esta verdad se va a imponer, y mientras tanto, hazle huevos. No estás solo.
Saludos, tu amigo

44298-firma-paolo
(MAS! / El Diario de Hoy}

 

No hay comentarios: