Carta a Sherman Calvo: Resuelva su conflicto de intereses

Estimado Sherman:
Usted interviene en la vida política del país llevando tres sombreros: la de su agencia de publicidad; la de vocero de los movimientos católicos conservadores que pugnan por la aplicación de doctrinas religiosas en el sistema político y jurídico; y la director de Comunicaciones de ARENA.

Estas funciones no son compatibles. Tal vez sea compatible la de publicista y vocero anti-aborto. Pero ninguna de estas dos funciones es compatible con el cargo de vocero del principal partido de oposición. Es su opción personal y su riesgo empresarial contaminar su agencia de publicidad con su destacado rol en el movimiento contra el aborto. Pero otra cosa es contaminar un partido político, y justo cuando este está en camino de modernizarse, de liberarse de sus vicios históricos, y de prepararse para construir una nueva mayoría capaz de corregir el rumbo del país.

Déjeme ser lo más claro posible: Usted tiene todo el derecho de propagar su posición radical contra cualquier liberalización de la prohibición del aborto. Si para esto quiere poner en línea su nombre como publicista, es su libre decisión. Pero usted ha sido elegido director de comunicación de ARENA. La única forma de asumir este papel sin comprometer a su partido es que usted sepa separar limpiamente este cargo político de sus intereses empresariales como publicista – y de sus intereses como vocero del movimiento católico conservador.

Dentro de ARENA debe haber espacio para un debate sobre la problemática del aborto, sobre todo ahora que Lorena Peña presentó su iniciativa de despenalizar el aborto en casos de violaciones y cuando corre peligro la vida de la madre.

Claro que en este debate cada miembro de ARENA debe tener el derecho de sostener su punto de vista, en pro y en contra de esta reforma. Pero para garantizar que este debate sea libre, los máximos dirigentes deben de abstenerse a imponer sus convicciones personales. Por esto es tan problemático su doble rol de vocero del partido y vocero del movimiento anti-aborto. Constituye un serio conflicto de intereses.

No debe ser vocero de un partido político serio quien se expresa así sobre la tarea de los legisladores : “Como cristianos, debemos adoptar una posición al respecto, no porque sea necesario oponernos al establecimiento de una ley de este tipo, pues sabemos que las leyes no están confeccionadas por hombres espirituales, y rara vez atienden a lo que dice la Palabra de Dios sobre ellas.”

La presencia de un ideólogo fanático como usted en su dirección obliga a ARENA a reflexionar seriamente sobre el carácter laico de su partido (y de nuestro Estado y su orden jurídico). ARENA tiene que decidir si la mayoría social necesaria para cambiar el rumbo del país la quiere construir sobre consensos sobre las libertades que hay que defender y las oportunidades que hay que crear – o sobre divisiones de carácter religioso y sectario. Tiene que decidir si quiere ser el partido de la tolerancia, diversidad e inclusión – o de la división e imposición.

Yo también tengo serias dudas sobre el momento que Lorena Peña escogió para presentar su iniciativa para liberalizar la legislación del aborto. Sospecho que el FMLN está usando este tema para salir de la defensiva en que está metida por el fracaso total de su política fiscal. Pero ojo: La única manera de no caer en la trampa de un gran debate ideológico y divisivo es no aceptarlo. La única forma de evitar que una sociedad, justo cuando se está uniendo en rechazo a las políticas fiscales del FMLN, se divida sobre un tema religioso es no aceptar esta división y apostar 100% a la diversidad y la tolerancia.

Para hacer esto, y así dejar caer en el vacío la maniobra del Frente, lo único que ARENA tiene que hacer es decir: “No tenemos miedo a la disidencia, a la diversidad de opiniones y posiciones religiosas. En ARENA cada militante y diputado es libre de actuar y votar según su conciencia…”

Espero que usted resuelva su conflicto de intereses y no sea obstáculo
para esta solución, que es la única viable para evitar divisiones
en una sociedad que necesita unirse a favor de un cambio de rumbo.
Saludos,
44298-firma-paolo
(MAS/El Diario de Hoy)