Carta a Mauricio Interiano: Puedes hacer historia

Estimado Mauricio:
Primero de todo, felicidades por el cargo que hoy estás asumiendo como nuevo líder de la oposición. Es un gran reto, y una gran oportunidad.

Segundo, espero que no me tomés mal que haya expresado, en una de mis cartas, mi apoyo a Edwin Zamora y no a vos. Como bien sabés, me hubiera encantado poder apoyar a una fórmula integrada de renovación Mauricio/Edwin o Edwin/Mauricio…

¿Cuáles son las enormes expectativas que te esperan?: continuar empujando el proceso de renovación de tu partido, para que cuando un nuevo gobierno asuma en el 2019, lo haga con el mejor equipo ejecutivo del país – y con una visión aterrizada de cómo salir de todas las crisis heredadas por tres gobiernos incompetentes. Porque si no avanza en su renovación programática y en la apertura hacía la sociedad civil crítica, ARENA posiblemente podrá ganar las elecciones del 2018 y del 2019, pero solo administrará las mismas crisis. Es decir, ganar es la parte más chiche, ya que ‘el cambio’ de Funes y el FMLN ya fracasó.

Lo peor que nos podría pasar es un nuevo gobierno de ARENA con las viejas recetas recicladas. ARENA no puede echar al FMLN toda la culpa de las múltiples crisis que sufre el país y que bloquea su desarrollo. Sus dos gobiernos tienen mucha responsabilidad, pero ARENA también ha sido parte del esquema que hundió al país en institucionalidad débil, corrupción, marginación de territorios y sectores, y la consiguiente crisis de violencia. Reciclar viejas políticas deficientes significaría nunca romper los círculos viciosos. ARENA no puede cometer este error: El próximo gobierno tiene que reinventar el país.

Para asegurar que ARENA adquiera esta capacidad, vos enfrentás un reto que comparo con la de un nuevo coach que llaman a revitalizar a un club de fútbol agotado. ¿Qué hace este coach? Rediseñar la estrategia futbolística, y en el camino hacer una obra de arte: encontrar para cada uno de los jugadores el lugar donde se siente cómodo, donde desarrolla a plenitud sus capacidades, y donde deja de pelear con sus compañeros. Y si en esta reestructuración se da cuenta que le faltan jugadores claves, tiene que saber cómo reclutarlos e integrarlos al equipo. Igual, algunos tendrán que salir…

Así más o menos han descrito su misión los grandes entrenadores, como Klopp, Guardiola, o Tuchel. Para lograrlo, siempre se ofrecen dos métodos: Uno es el autoritario, convirtiéndose en dictador, que ordena a cada uno lo que tiene que hacer y cómo; pero esto puede funcionar a corto plazo, pero luego siempre fracasa. El otro método es el difícil, pero exitoso: liberar el potencial de cada uno de los jugadores, y componer de todos los egos un equipo, donde cada uno detecta como brillar, pero en función de un propósito común: ganar, jugar bien.

Y ojo, Mauricio: En esta tarea, el exceso de democracia es igual de dañino que el exceso de autoritarismo. En ningún club, la asamblea general de jugadores ha construido victorias.

Estoy convencido que vos has sido electo exactamente para ser este tipo de coach. Hoy te toca asumir este papel, y rápido; dejar de ser un jugador más y convertirte en un líder, libre de los amarres hasta de los que te han llevado al cargo; trascender las divisiones y tendencias. Siempre van a existir, pero habrá un coach encima de ellas.

Una de tus tareas principales será generar y garantizar los espacios para que entren los jugadores que se necesitará para componer el equipo para ganar y gobernar. El partido necesitará un candidato presidencial que (a mi criterio) no surgirá entre los actuales jugadores. Surgirá en algún punto de intersección entre política y sociedad civil. La oposición que se prepara para gobernar necesita con urgencia un ‘gabinete de sombra’, que integre a las mejores mentes del país, estén o no afiliados al partido, para sostener el debate con la sociedad, construir soluciones y darles caras visibles. El partido necesita seguir con la revitalización de su fracción legislativa, en vez de seguir reciclando liderazgos tradicionales. La próxima fracción tiene que ser de lujo – y representativa de las expectativas que la sociedad civil tiene de la nueva ARENA que va a gobernar a partir del 2019.

Si vos conducís al partido en esta dirección, vas a generar no solo simpatía, sino apoyos decididos en sectores que ahora más bien expresan frustración con el sistema partidario, incluyendo ARENA.

En este sentido, te deseo el mejor de los éxitos,

44298-firma-paolo


(MAS!/El Diario de Hoy)