Carta a los alcaldes y candidatos a alcaldes del Gran San Salvador

Estimados amigos:
Ustedes no pueden seguir haciéndose los suizos con el SITRAMSS. El gobierno está jodiendo las ciudades que ustedes representan, están inhabilitando el principal eje de tráfico que conecta a sus respectivos municipios, dividiendo el centro de San Salvador por una especia de muralla china que no deja pasar de una lado al otro. Y están amenazando de llevar este desmadre a la otra parte de San Salvador hasta Merliot, Antiguo Cuscatlán y Santa Tecla. No puede ser que ustedes, los actuales y futuros gobernantes municipales, no aprovechen la campaña electoral para ponerle paro a esta locura.
Ahora el viceministro de transporte, Nelson García, dijo que con el SITRAMSS está reordenando las ciudades. ¿Y ustedes permiten que un funcionario de tercera categoría (y de reconocida incompetencia) les quita la competencia de "reordenar las ciudades"? Es una declaración de guerra del Ejecutivo contra la autonomía municipal. Solo este hecho de arrogancia es suficiente para que el día siguiente ustedes, los alcaldes y los candidatos municipales, convoquen una conferencia de prensa conjunta para decir: ¡Basta Ya!

Teóricamente esto debería ser una iniciativa de todos los alcaldes y todos los candidatos, independiente de colores partidarios. Esto no es un conflicto entre derecha e izquierda. Es un conflicto entre centralismo y municipalismo, entre gobierno central y gobiernos locales, entre autoritarismo y democracia participativa.

Pero si algunos candidatos y alcaldes no tienen la independencia y el valor de enfrentarse a esta declaración de guerra del gobierno central, que lo hagan los que sí las tienen. Candidato a alcalde del FMLN que defiende el SITRAMSS, que se joda, porque los votantes lo van a castigar. Si el desmadre del SITRAMSS se ha convertido en el símbolo de la incapacidad del gobierno - con el agravante que todo el mundo lo ve todos los días, se encachimba todos los días, jura venganza todos los días. Incluye a los habitantes de todo el Gran San Salvador, incluye a los usuarios del transporte público igual que a los que usan vehículos propios. Incluye a transportistas, vendedores, trabajadores.

Realmente sería lento el candidato a alcalde que no agarre este tema tan obvio para torcerle el brazo al gobierno para que suspenda el proyecto actual del SITRAMSS y para que la reforma del transporte público metropolitano se vuelva a construir como Dios manda, basado en estudios técnicos y sin exclusión de los gobiernos municipales.

Los que tienen que asumir el reordenamiento de sus ciudades son ustedes, y no el Gobierno central. No se dejen quitar del gobierno central la principal competencia del gobierno municipal. Por el contrario: usen el punto más débil de este gobierno, el SITRAMSS, para luchar por más competencias y recursos para los gobiernos municipales, comenzando con la competencia de regular el transporte y tráfico en el Gran San Salvador.

Saludos, Paolo Lüers


(Mas! / El Diario de Hoy)