Carta a los candidatos

Estimados contendientes:
Pocas veces se puede gozar de estos momentos extraordinarios que la razón común se impone a la razón política. Acabamos a presenciar uno – y todos los presentes (excepto ustedes), aplaudimos.

Aplaudimos en un evento (el Foro con los candidatos, organizado por Aliados por la Democracia) donde la regla que el público no expresara ni apoyo ni rechazo a ningún candidato. Sin embargo, dos veces hubo aplausos espontáneos, en momentos raros que la razón común y simple deja en ridículo la razón compleja de lo políticamente correcto...

¿Se recuerdan? Todos ustedes sentados en el podio, bien portaditos, encarando una sala llena de personajes que nos creemos los dueños y administradores de la razón, de la ética y de la verdad: académicos, rectores de universidades, ex-magistrados, líderes gremiales y de organizaciones juveniles, analistas... Disculpe: No todos los candidatos, sólo cuatro: El quinto no asistió porque la Comisión Política del FMLN aun no había discutido los temas a tocar en este Foro...

¿Se recuerdan? Ustedes, los candidatos a la presidencia, obedientemente contestando las preguntas hechas a nombre de la conciencia crítica de la ciudadanía: respuestas perfectas, como caladas del manual de lo ‘políticamente correcto’. Uno de repente se preguntaba: ¿Y cuál es la tal polarización, si todos están en favor de la transparencia, del respeto irrestricto a la independencia, al principio de la rendición de cuentas?

¿A qué país nos han transportado? Saca hablando de transparencia del uso de fondos... Quijano hablando de la necesidad de transparentar el financiamiento de campañas, cuando su partido nunca movió un dedo para este fin...

Toma la palabra uno de los dos candidatos que están ahí simplemente porque somos plurales, respetuosos y plurales en este país: representan partidos sin ninguna importancia electoral, pero tienen derecho a opinar. Y lo hace con ganas y garras el teniente coronel René Rodríguez Hurtado del PSP. Dos veces pega en el blanco y despierta aplausos.

La primera luego de que todos han elaborado sobre las leyes que hay que dictar o reformar o abolir para hacer transparente la manera como se financian los partidos y sus campañas electorales. La gente tiene derecho a saber quienes están financiando las campañas millonarias, o sea qué intereses están detrás de cada candidato. Todos los candidatos de acuerdo con más leyes y reforma a leyes. Y viene el coronel y pregunta: ¿Y porque tenemos que esperar que una ley nos obligue a bajarnos los pantalones? Propongo que aquí mismo nos pongamos de acuerdo los candidatos que mañana cada uno publiquemos todas nuestras fuentes de financiamiento.”


Irrumpe aplauso abierto. Porque todos los presentes sentimos que al fin alguien dejó de hablar paja. Paja, aunque políticamente muy correcta, sigue siendo paja.

Poco después, con Saca y Quijano nuevamente compitiendo a ver quién propone las leyes más correctas, o simplemente más leyes, el coronel Rodríguez Hurtado dice: Leyes nos sobran. Lo que nos hace falta son los pantalones para hacerlas cumplir. Aplauso.

Lástima que ninguno de los candidatos que puede alcanzar la presidencia habla así. Pero nunca es tarde: Faltan otros debates. Mientras tanto, esperamos respuesta a la propuesta de René Rodríguez: A ver quien se anima a chulonearse y deciros de dónde viene su pisto.

Saludos a todos, incluyendo al que no participó, de Paolo Lüers
(Más!/EDH)