Comunicado de las pandillas sobre la alarta de viajedel State Department


LOS VOCEROS NACIONALES DE LAS PANDILLAS: MSX3, BARRIO 18, MAO-MAO, MAQUINA Y MIRADA LOCOS; AL PUEBLO SALVADOREÑO Y DEMAS PUEBLOS DEL MUNDO
HACEMOS SABER:
1.     Que con fecha 24 de enero, ha circulado en nuestro país y también en el mundo entero un documento emitido por el departamento de Estado de EE.UU conteniendo una “alerta de viaje para El Salvador” cuyo contenido dibuja una imagen aterradora de este país, con lo cual se pretende asustar y desestimular a todos aquellos que quieran visitarlo ya sea en viaje de negocios o placer. La información utilizada que sirve de sustento a tal “alerta” es desfasada ya que cita datos de 2010- 2011. Presumimos que al momento de redactar dicho documento, la sede diplomática de Estados Unidos en El Salvador no se esforzó en proveer de información actualizada al departamento de Estado sobre la nueva realidad del país que fue transformada en 2012. Nos resistimos a aceptar que pudo haber actuación dolosa inspirada por la amenaza de intereses de las grandes empresas estadounidenses que se lucran de la situación de violencia que agobia a los países de la región, pues encuentran en ellos un gran mercado para la venta de armas, sistemas de seguridad y todo tipo de tecnología relacionada con las estrategias  de seguridad que promueve EE.UU.
2.     Tenemos entendido que desde hace algunos años el gobierno de EE.UU suscribió un convenio de “Asocio para el Crecimiento” con El Salvador, razón por la cual nos extraña este tipo de publicaciones que en nada ayudan al crecimiento y desarrollo de El Salvador, pues se le daña profundamente la imagen a nuestro país , lacera la dignidad nacional  e invisibiliza todos los esfuerzos que los salvadoreños desde el 9 de marzo de 2012 estamos realizando para superar nuestro más grave problema; proceso cuyos resultados tienen sorprendido al mundo, pues los salvadoreños no solo hemos frenado el crecimiento de la violencia, sino que, la hemos disminuido de manera considerable y nos encaminamos a la recuperación de la paz social, algo que no sucede en el resto del mundo occidental, incluyendo EE.UU, donde cada vez se vuelve más frecuente que sucedan hechos terroríficos como el asesinato de decenas de menores en centros escolares y de jóvenes en las universidades.
3.     Entendemos las razones por las cuales EE.UU ha mantenido una actitud indiferente con el proceso de tregua y de paz que desde el 9 de marzo de 2012 está en desarrollo en nuestro país, del cual las  pandillas salvadoreñas somos protagonistas, como parte integrante de toda la sociedad salvadoreña. Respetamos la posición de EE.UU al expresar dudas en cuanto a su sostenibilidad, no obstante, no se puede desconocer que este proceso ya lleva 10 meses de estar en desarrollo y en lugar de debilitarse se fortalece cada día más y se profundiza al llevarlo a los territorios posibilitando el involucramiento de muchos actores locales.
4.     Asumimos que la decisión de apoyar o no este proceso de tregua y de paz es decisión soberana del Gobierno de EE.UU; aunque desde nuestro punto de vista, obligado está a hacerlo, ya que tiene corresponsabilidad pues el fenómeno pandilleril fue importado de EE.UU a la región y lo alimenta mensualmente con la enorme cantidad de deportaciones que realiza. Si  apoya el proceso, esa ayuda será bienvenida y agradecida por todos los salvadoreños y si no lo hace, al menos le pedimos que no lo obstaculice, porque derecho tenemos los salvadoreños de hacer nuestro mejor esfuerzo por recuperar la paz, ya que la libre determinación de los pueblos  también es un derecho humano.
5.     A los ciudadanos de los demás países que deseen viajar a El Salvador y conocer su gente, sus paisajes, disfrutar de nuestro cálido clima y conocer la nueva realidad que está en desarrollo en nuestro país, les exhortamos a que lo hagan sin ningún tipo de temor; las pandillas salvadoreñas nunca hemos tenido línea de afectar a turistas y les informamos que desde este momento estamos girando instrucciones precisas para que se le respete aún más en su integridad desde el momento de su arribo a El Salvador, afín de que su visita sea lo más segura y placentera posible.
6.     Finalmente, por nuestra parte reafirmamos que nuestra voluntad no se quebranta y seguiremos contribuyendo a la solución del problema de la violencia en El Salvador. Cada vez más nos convencemos que este es el camino correcto que debemos seguir transitando, en ese orden, comunicamos que al no más estar aprobadas las normas legales pertinentes haremos efectivo el compromiso de realizar la segunda entrega voluntaria de armas que con anterioridad ofrecimos.

El Salvador 28 de Enero 2013