Pandillas anuncian nueva fase del proceso de paz iniciado en 2012

 El día 29 de agosto voceros de las tres principales pandillas (MS,  18/Sur y 18/Revolucionarios) me entregaron un comunicado conjunto, en el cual anuncian que han decidido retomar el proceso de paz iniciado el 9 de marzo del año 2012. De hecho, anuncian que han puesto en práctica una segunda fase de este proceso, a partir de domingo 24 de agosto.

Los voceros explicaron que están dando este paso de manera unilateral, o sea sin ninguna consulta con el gobierno o con autoridades de seguridad.  Esta medida y el comunicado que lo anuncia y explica surgieron exclusivamente de la discusión entre las pandillas, y sólo han consultado algunos de los mediadores que han facilitado este proceso desde su inicio en el 2009.
Tratándose de un paso unilateral, no incluye ninguna concesión por parte del gobierno. Ni siquiera el comunicado plantea demandas al gobierno.
Los voceros explican que con este paso unilateral quieren crear una situación de menos violencia, miedo y tensión en el país que sea propicia para que el diálogo en el futuro puede producir acuerdos que acercan al país a una paz sostenible. Del gobierno solo esperan que por su parte de pasos que favorezcan y faciliten el diálogo, la mediación y la generación de métodos alternativos y pacíficos de solución de conflictos, tanto entre las pandillas, como entre pandillas, sociedad y Estado.
El comunicado incluye un catálogo de compromisos que las pandillas asumen, muchos de ellos ya puestos en práctica exitosamente en el período entre marzo del 20012 y junio del 2013, por ejemplo el cese de acciones armadas contra miembros de la PNC, la Fuerza Armada y la Dirección General de Centros Penales.
Los voceros además reiteran que todas estas medidas están consensuadas con los liderazgos adentro de los centros panales así como en los barrios, y que ya se han girado instrucciones claras a sus miembros en todo el territorios nacional a asumir activamente los compromisos incluidos en el comunicado.
(Paolo Lüers)



LOS VOCEROS NACIONALES DE LAS PANDILLAS: MSX3, BARRIO 18 (Sureños y Revolucionarios), MAO-MAO, MAQUINA, MIRADA LOCOS 13, PRIVADAS Y PRIVADOS DE LIBERTAD DE ORIGEN COMÚN; AL PUEBLO SALVADOREÑO Y DEMAS PUEBLOS DEL MUNDO, hacemos saber:

                       Que en los últimos días hemos compartido profundas y largas reflexiones a nivel nacional con nuestros compañeros privados /as de libertad y con todos aquellos que se encuentran en situación de libertad ya sean estos activos, retirados, colaboradores  y simpatizantes y hemos concluido que la situación de violencia que agobia al país - de la cual todos resultamos ser víctimas -  no puede experimentar resultados positivos si no damos nuestra decidida colaboración, pues como ya lo hemos dicho en innumerables ocasiones, si nosotros somos parte del problema, también podemos ser parte de la solución y eso ya lo hemos demostrado con mucho éxito, aun en contra de toda la oposición y las adversidades que este Proceso de Paz ha enfrentado.
                       Consecuentes con la anterior afirmación, queremos informar que por iniciativa propia hemos decidido dar inicio a partir del domingo 24 de agosto a una segunda etapa del Proceso  de Paz, iniciado el 9 de marzo de 2012, esta segunda etapa considera lo siguiente:
                       Renovación y reafirmación de los cinco compromisos iniciales: (1, Cesar todo tipo de hostilidades entre los miembros de pandillas. 2, Cesar acciones contra miembros y familiares de la FAES. 3, Cesar acciones contra miembros y familiares de la PNC. 4, Cesar acciones contra miembros y familiares de Custodios del sistema penitenciario y 5, Evitar al máximo la generación de víctimas civiles, llámese motoristas, cobradores, pasajeros y otros).
                       Profundizar los pactos por la vida y por la paz que se generaron en la primera etapa en los once municipios que se sumaron al proceso de Municipios Libres de Violencia, en los cuales, nos comprometimos a la erradicación gradual de todo tipo de delitos en los que participen miembros de pandillas. De igual forma, profundizar nuestro compromiso con las comunidades de la Zona Escalón, a la cual la declaramos: Zona de Paz.
                       Cesar todo tipo de acoso a los Centros Escolares y declarar estos como zonas de paz.
                       Suspender el reclutamiento forzoso.
                       Ampliar nuestro compromiso de ofrecer garantías para que puedan realizar (sin obstáculos) su trabajo los organismos humanitarios de socorro en las zonas donde tenemos presencia, este compromiso incluye a Comandos de Salvamento, Cruz Roja (nacional e internacional), Cruz Verde, socorristas diversos  y ambulancias del seguro social y de la red de hospitales públicos; así mismo, a las brigadas del sistema de salud que realizan operaciones de fumigación para combatir criaderos de zancudos.
                       Respetar y apoyar el libre y pleno desarrollo de los proyectos y programas que la Cooperación, Las Municipalidades, las Iglesias y las Ongs desarrollan en las comunidades para reinsertar social y productivamente a los jóvenes. 
                       Seguir realizando esfuerzos para mantener un clima armónico y de paz en los Centros Penitenciarios a fin de evitar que las condiciones infrahumanas del internamiento provoque situaciones de violencia que atenten contra la seguridad y la vida de la población reclusa. 
                       Concebimos este nuevo esfuerzo como una segunda oportunidad para que el país pueda alcanzar la paz, razón por la cual hacemos un llamado a todos los actores sociales a apoyarlo:
                       Al Gobierno de la Republica a brindar facilidades para que entes de la sociedad civil e Iglesias puedan facilitar el dialogo y la comunicación necesaria para dirimir conflictos domésticos y cotidianos que aseguren el éxito del Proceso de Paz en esta segunda etapa.

                       A los detractores, que defienden los intereses de los que se lucran de la violencia, les exhortamos a adoptar una actitud más patriótica, no pueden seguir favoreciendo la acumulación  de  riquezas a costa del sufrimiento, la sangre y las vidas que arrebata la violencia a los más humildes de este pueblo, denle una oportunidad a la paz.

                       Al Ministerio Público y la PNC, les pedimos que no nos criminalicen solo por el hecho de ser jóvenes y que en el impulso de la modalidad de Policía Comunitaria, tengan sumo cuidado de no provocar confrontación entre las comunidades y los jóvenes; donde esta modalidad ha funcionado (al norte de Ciudad Delgado  y El Pino en Santa Tecla) es donde el Policía se ha convertido en agente de cambio y de apoyo a la comunidad y es así como se ha ganado la confianza de la gente,  porque la confianza se construye paso a paso, no se ordena ni decreta.

                       A los medios de comunicación les exhortamos a no sobredimensionen la situación de violencia, a que promocionen no solo los hechos violentos, sino también todas aquellas acciones positivas que desarrollamos los jóvenes, no olviden que la situación de violencia es también un asunto de percepción y esa la generan ustedes con sus noticias y esa es la imagen del país que se proyecta tanto interna como externamente, entonces pues, ustedes también tienen responsabilidad en la situación del país,  si es más o menos violento, también dependerá de cómo ustedes comuniquen lo que acontezca.

                       A los miembros de los Partidos Políticos, les exhortamos a no perder la seriedad y la responsabilidad en el manejo del tema de la violencia, motivados por intereses de tipo electorero, impulsando iniciativas que en lugar de prevenir y disminuir violencia más bien la estimulan y alejan la posibilidad de alcanzar la paz. Por el contrario, les invitamos a apoyar el proceso de Paz y les aseguramos que con ello obtendrían mayor apoyo político que el que buscasen mediante acciones populistas.

                       Finalmente, queremos expresar nuestro más profundo agradecimiento a los facilitadores de este Proceso de Paz, que desde sus inicios nos han exhortado a seguir adelante, a no desmayar, a no perder la fe y la confianza, a no volver al pasado. Ellos nos enseñaron que el horizonte de nuestras vidas no se podía limitar a la cárcel, el hospital o el cementerio, nos enseñaron también la cuarta opción de la reinserción social y productiva mediante el abandono de la violencia, gracias mil por esas enseñanzas y porque han confiado en nosotros y nos han exhortado a dar este nuevo paso que inició el 24 de agosto, a todos les decimos que haremos todo lo posible para no fallar, pero también les recordamos, que esta es tarea de todas y todos los salvadoreños.

El Salvador, 28 de agosto de 2014.

1 comentario:

Rodolfo dijo...

Y las extorciones? A nosotros nos siguen cobrando todos los meses.