Carta a los pandilleros

Estimados:
Me alegra que la “tregua” (o como quieran llamar el acuerdo que tomaron) sigue en pié y que por casi dos meses el país está ahorrando vidas.


Al principio mucha gente dijo: “¿Y porqué me tengo que alegrar porque los mareros dejen de matarse entre ellos? Que se acaben entre ellos...”

A esta altura la gente ya se dio cuenta que al suspenderse la guerra entre las pandillas rivales no sólo se ahorran vidas de mareros. En todas las guerras la mayor parte de los muertos la pone la población civil. Y los más afectados de este guerra loca entre ustedes fueron las comunidades, los jóvenes, los estudiantes, los niños...


Ahora, las comunidades viven con menos miedo, respiran un poco más. Empiezan a soñar con la paz: con una vida sin miedo, sin violencia. Y sin extorsiones.

Ustedes despertaron este sueño. Y ya se dieron cuenta ustedes que es un camino sin retorno: la gente, sus propias comunidades, sus propias familias, la sociedad entera ya no les permitirán retroceder en el camino de desarticular la violencia. Este proceso puede ser gradual, todo el mundo entiendo que no es de la noche a la mañana, pero no puede haber retroceso ni estancamiento. La gente no lo perdonaría.

En este sentido era lógico lo que anunciaron el otro día: su decisión de declarar las escuelas “zonas de paz”. Su decisión de no seguir atentando contra la vida de los niños y jóvenes y contra su derecho a la educación. Ustedes tienen una buena parte de las escuelas públicas paralizadas, tienen a los docentes y los alumnos atemorizados e incluso expulsados. Ahora son las mismas comunidades y barrios (que ustedes dicen “defender”) que les exigen que sea verdad lo de la paz en las escuelas...

Si ustedes demuestran en la práctica que de veras respetan las escuelas, la gente va a empezar a creer que en nuestro país la paz es posible y que ustedes no están engañando al pueblo con sus promesas y “treguas”.

Para avanzar hacía la paz, luego necesitamos ver otras “zonas de paz”: los parques, las calles, los buses del transporte público. Paso por paso, pero pasos firmes y confiables. Así se construye confianza y esperanza.

Primero necesitan construir confianza van en serio cuando hablan de querer convertirse “en parte de la solución al problema de la violencia”. En base de esta confianza construida  se les van a abrir puertas para insertarse a la sociedad, al trabajo, a la producción, a las empresas.

Todo depende de ustedes. Si cumplen, habrá muchos que vamos a luchar para abrirles puertas. Si no cumplen, van a estar muy solos.

Saludos, Paolo
(Más!/EDH)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente carta, Sr. Lüers!

Anónimo dijo...

Paolo,

Espero que los Amigos del FMLN S A DE C V no te acusen de haber recibido un cheque de los pandilleros.

Excelente Carta.

Anónimo dijo...

Bueno que haya escrito otra carta, haciéndoles varios enfoques, yo a título personal, soy de las personas que aún DESCONFIÁN, y es que es muy poco tiempo para mi, despues de tantos años de vivir en SOSOBRA, CON TEMOR.... Y es que no puedo comparar esta "tregua" o "negociación" por dar un ejemplo con los Acuerdos de Paz, pues, fue un pacto que quedó por escrito, el 16 de Enero de 1992 en Chapultepec, México, a los ojos de todos los Salvadoreños, y que eramos el mejor observador,por que ya estabamos hasta la coronilla de la guerra.
Mi deseo y esperanza apuestan a que esto no sólo sea un sueño y despertemos otra vez en una pesadilla de realidad. El pasar del TIEMPO y una FIRMEZA en este cese a la muerte, en las zonas de paz para las escuelas, en que se reduzcan las extorsiones o la "renteada", por que estas son para tanto empresarios grandes, como hombres y mujeres que tienen sus puestos de comida, o tiendas, o cualquier negocio "mediano o pequeño", y sufren por las rentas que van de la mano con amenazas que no dejan vivir en tranquilidad, por que si no pagas, tú o alguien de tú familia paga las consecuencias, es decir un precio demasiaso alto.
Si se comprometen en el cese de las extorsiones y la opinión popular, hace sentir, que esta alta estadística baja también, entonces muchos de los que estamos "dudando" "incredulos" dejemos de hacerlo, pero el trabajo mayor no depende de nosotros, y eso no quiere decir que estamos fuera del mapa de cooperar como sociedad, y como usted escribió Sr. Paolo, si no cumplen, no será difícil dar la espalda.
Mi "like" para su carta.

Anónimo dijo...

Paolo, vos le darias trabajo a un expandillero? uno de esos tatuados de pies y cara? le pagarias el minimo o mas? Seria interesante si contestaras estas preguntas, pero por supuesto eso no lo vas a hacer. Cuidate. CV

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con todos los comentarios que han puesto, la verdad es que esta dificel que empleen a alguien tatuado de pies a cabeza.
Pero lo mas importante, por ahora, es hacerle ver a estos muchachos que el proceso de incersion a la sociedad no se va a dar de la noche a la mañana, sino que va a tomar tiempo para que, tanto ellos demuestren, como para nosotros aceptar.
Porque? No vaya a ser que de repente se desesperen por que la gente no los quiere aceptar y rompan la tregua.
Y creo que seria buena estarles aclarando esto pronto.
Saludos.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con los comentarios anteriores...y me gustaria nada mas agregar q el sr. Funes diera el primer paso y empleara a estos muchachos en la famosa FABRICA DE EMPLEOS...seria excelente...q muestre q este proyecto es una realidad y no otra de las falsas promesas q hizo durante la campaña...