Carta a los que se mueren por sentir orgullo de su país

El otro día un amigo me mandó información sobre un proyecto que inmediatamente capturó mi atención y fantasía: “Cushcatan”.

Fue una frase en particular que me hizo reaccionar: “Cushcatan dará al país entero algo de cual sentirse orgulloso. Hay una deseo en cada salvadoreño de que se diga algo bueno sobre su país.”

Se trata de producir una serie de documentales que registran la maravillosa naturaleza que posee nuestro país. Serán 4 capítulos: mar, ríos, volcanes y bosques. Hechos por un equipo internacional de exploradores compuesto por biólogos y cinematógrafos, y con equipos para filmar desde el aire y desde debajo del agua.

”Queremos que todo el mundo se enamore de esta maravillosa naturaleza salvadoreña, para respetarla y cuidarla.”


Los impulsores de este proyecto están tratando de levantar los fondos para realizarlo. Y como las metas que se han trazado solo pueden alcanzarse si alcanzan el más alto estándar de calidad técnica, académica, y artística, estos 4 documentales saldrán caros. Sólo el primero -sobre nuestros lagos- costará $135 mil.

Entonces, “Cushcatan” es un proyecto de ‘crowfunding’. Este invento del siglo del Internet significa que uno, para financiar su inversión, no busca a pocas fuentes con mucho dinero, sino a una multitud (crowd) que aporte poco dinero cada uno. Cuando un proyecto es presentado de la manera correcta, para captar la fantasía de la gente, este método funciona. Conmigo funcionó: voy a donar mis $50 en cuanto me paguen al final del mes.

Screen Shot 2016-04-25 at 9.11.24 PM


Pienso si alguien tienen la capacidad de enamorarme a primera vista con su idea, tendrá la capacidad de realizar lo que promete. Esta idea central de ‘algo de cual sentirse orgulloso’ es genial – y el cine es la forma de hacerlo.

Creo que es cierto que todos deseamos tener algo de qué enorgullecerse. No para olvidarnos de todos los problemas graves de nuestro país, sino por lo contrario: Para motivarnos a resolver estos problemas.

La violencia, la pobreza y la corrupción no van a desaparecer por magia de una película sobre la belleza de nuestra naturaleza. Pero tampoco haciendo docenas de películas sobre muertos, empobrecidos, defraudados y otras víctimas. Más bien estoy convencido que una ciudadanía que recupera el orgullo de su tierra y el amor a sus lagos, ríos, costas y montañas, tendrá más fuerza para combatir la violencia, la pobreza y la corrupción. Y más motivación: ¿Si nuestros antepasados nos han dejado un país con tantas maravillas, ¿cómo vamos a permitir su destrucción?

Screen Shot 2016-04-25 at 5.40.25 PM


Escribo esta carta para contagiarlos y hacerles partícipes de este entusiasmo que causa el proyecto “Cushcatan – tierra de maravillas”.

Les pido que entren al sitio “Tierrademaravillas” – y si les gusta lo que ven, conviértanse en financistas de estos documentales, con 5, 10, 25 o 50 dólares.

Por qué saben qué: Es mucho más gratificante tener orgullo de algo que hemos ayudado construir. Saludos,
e2b99-firma-paolo

(Mas!/El Diario de Hoy)